lunes, 15 de diciembre de 2014

Mr Mercedes - Stephen King

Portada Mr Mercedes
Título: Mr Mercedes
Autor: Stephen King
Editorial: Plaza & Janés
Traducción: Carlos Milla Soler
Año: 2014
ISBN: 978-84-013-4311-7
Nº de páginas: 496

Mr Mercedes es el título con el que se presenta la última publicación de Stephen King, un autor del que tengo pendientes de leer novelas como La cúpula o 11/22/63, pero al que tenía un tanto abandonado desde hace bastante tiempo hasta que el año pasado leí Doctor sueño. Aunque King es más conocido por sus novelas de terror, en este caso nos presenta una obra policíaca con la que además da inicio a una trilogía protagonizada por Bill Hodges y cuya segunda entrega se prevé en inglés para el próximo año bajo el título de Finders Keepers.

La historia que presenta Mr Mercedes se abre en el año 2009 cuando, en una fría madrugada del mes de abril, un hombre al volante de un Mercedes embiste intencionadamente contra la muchedumbre que se halla congregada ante el Centro Cívico de Lowtown con motivo de la Feria de Empleo, matando a ocho personas, hiriendo a otras muchas y huyendo sin que la policía encuentre ninguna pista que les sirva de ayuda para localizarlo. Transcurridos unos meses, Bill Hodges, uno de los inspectores que estuvo al frente de esta investigación y ahora está retirado, recibe una carta anónima de alguien que se identifica como el autor de la masacre y con la que pretende incitarle al suicidio, provocación que consigue el efecto contrario. De esta manera, Hodges iniciará una nueva investigación al margen de los cauces oficiales para intentar descubrir quién se encuentra detrás del denominado “asesino del Mercedes”.
Stephen King (Fuente)

Aunque esta no es la primera novela de Stephen King que se encuadra fuera del género de terror al que nos tiene acostumbrados, hasta ahora yo me había limitado a leer sus títulos más conocidos dentro del mismo, por lo que sentía cierta curiosidad por descubrir si se manejaría igual de bien en otros ámbitos que en este. De ahí que no tardase demasiado en comenzar la lectura de Mr Mercedes y, una vez finalizada, desde mi punto de vista cumple las expectativas y resulta igual de recomendable que el resto de obras del maestro del terror.

Bajo el título de "El mercedes gris" se introduce la parte con la que se da inicio la obra, la cual viene dividida en un total de ocho. De estas la primera correspondería a una especie de prólogo en el que se recogen los hechos que se convertirán en el eje en torno al que se va a desarrollar la historia, y las dos últimas son muy cortas y se podrían considerar un epílogo. A su vez cada uno de estos grandes bloques viene fraccionado internamente en diversas partes numeradas que logran, junto a su ágil ritmo, que la lectura sea muy dinámica. La narración corre a cargo de un narrador omnisciente que permite alternar entre los diferentes personajes y escenarios para que el lector reciba toda la información, con la particularidad de utilizar el tiempo presente para relatar los hechos, lo que nos implica aún más en la historia pues parece que todo está sucediendo ante nuestros ojos.

Una vez más es necesario destacar la construcción que Stephen King hace de sus personajes, uno de los puntos fuertes en esta obra. Todos ellos están bien definidos, especialmente a nivel psicológico, estando correctamente diferenciados unos de otros, y presentando una carga de realismo que queda reflejada a través de sus claroscuros, inquietudes y motivaciones. Aunque el protagonismo está bastante equilibrado entre los dos personajes principales, la balanza se inclina un poco más hacia William Hodges, inspector retirado de la policía desde hace seis meses. Tras su jubilación, la vida de Hodges ha quedado reducida a sentarse frente al televisor cerveza en mano, aunque tras convertirse en alcohólico años atrás y acabar la bebida con su matrimonio, consiguió controlar tanto este hábito que no es capaz de retomarlo. En un principio Hodges no es una figura que destaque demasiado pues encaja en el perfil que puede ofrecer cualquier persona de sus características, haciendo hincapié King en las limitaciones y achaques propios de su edad y que hacen que en cierta forma en algunos momentos se sienta frustrado; profundizando paulatinamente en su psicología y descubriendo que existen facetas de su vida que le atormentan.

Junto al inspector Hodges, Brady Hartsfield es el otro gran protagonista en esta historia y su construcción resulta mucho más interesante al presentar una personalidad con múltiples matices tras la que se esconde la verdadera identidad del asesino. Stephen King nos la posibilidad de seguir sus pasos y penetrar en su mente, observando las diferentes ideas que en ella se plantean y las motivaciones que tiene para llevar a cabo cada uno de sus actos, lo que pone de manifiesto un desequilibrio que queda combinado con una gran inteligencia y habilidad que nosotros iremos descubriendo poco a poco. Para descubrir la verdadera psicología de Brady será necesario ir penetrando en su pasado, algo que él nos permitirá hacer gracias a sus recuerdos, los cuales nos darán los datos necesarios para comprender el porqué de su forma de ser.

Si bien ellos dos son los ejes principales del último libro de Stephen King, a su alrededor van entrando en juego otras figuras que están igualmente cuidadas en detalle y resultan interesantes en cuanto a su personalidad. Está así la madre de Brady, una mujer un tanto desequilibrada, que sufre un grave problema con el alcohol y con la que él mantiene una relación un tanto escabrosa; Holly Gibney, otra mujer que acarrea problemas mentales desde su juventud y que resulta un tanto atípica; Jerome Robinson, un joven de color que destaca tanto por su carácter afable como por su inteligencia y habilidades informáticas; la señora Trelawney que a pesar de estar fallecida jugará un importante papel en el desarrollo de la investigación que nos permitirá conocerla en profundidad o su hermana Janey, quien participará activamente para desenmascarar al asesino. Estas son algunas de las diversas figuras que encontramos y que pertenecen a diferentes ámbitos pues el avance de la historia nos permite acercarnos además de a la propia investigación, a ciertas facetas más personales de algunos personajes que nos acercan a su vida en familia o rutinas del día a día.

Es evidente que esta galería de personajes tiene en común sus puntos oscuros, la mayoría de ellos presentan problemas mentales que vienen derivados de algún hecho acaecido en sus pasados y en los que la sociedad que les rodea ha tenido mucho que ver. De esta manera el autor aborda en un segundo plano una serie de temas que resultan en algunos casos muy actuales como es el caso de la crisis económica en la que estamos inmersos junto a la dificultad para encontrar empleo que la misma ha acarreado pero también otros problemas más atemporales como el alcoholismo, presente en muchas de sus obras, el maltrato infantil, los trastornos mentales, las rupturas familiares o las diferencias entre clases sociales.

A pesar de que el lector conoce desde el principio la identidad del asesino y en este sentido juega con ventaja sobre Hodges, esto no es obstáculo para que la novela mantenga la tensión y el suspense a lo largo de todos sus capítulos. Stephen King maneja con habilidad la trama para mantener la atención de un lector que sigue con interés los avances de Hodges mientras accede a la perturbada mente de Brady, una combinación que hará que sea difícil abandonar la lectura hasta llegar al final y descubrir quien sale victorioso en esta lucha entre el bien y el mal.

Señalar también que a pesar de que es el primera parte de una trilogía, se puede leer perfectamente de forma independiente pues su final es cerrado, aunque deja una pequeña puerta abierta introduciendo un interrogante que genera cierta expectación en el lector. Por mi parte ya estoy deseando que se publique la segunda parte para encontrarme de nuevo con William Hodges y compañía, es un personaje muy humano que genera bastante simpatía, por lo que tengo curiosidad por saber qué le sucederá en las próximas entregas.

En definitiva, Mr Mercedes es una obra con la que disfrutarán tanto los seguidores habituales de Stephen King como aquellos que sean aficionados a la novela negra y policíaca. Una historia con la que se da inicio a una trilogía, que destaca por la caracterización de sus personajes, y que nos invita a penetrar en la mente de un psicópata al mismo tiempo que asistimos a los avances que sigue la investigación.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Mr Mercedes a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...