lunes, 29 de diciembre de 2014

Reencuentro - Fred Uhlman

Título: Reencuentro
Autor: Fred Uhlman
Editorial: Tusquets Editores
Año: 2010 (1ª edic. 1960)
ISBN: 978-84-8383-555-5
Nº de páginas: 128

Descubrí Reencuentro de Fred Uhlman gracias a las reseñas de los diferentes blogs que sigo y puesto que me faltaba un autor cuyo apellido comenzase por la letra U para completar el reto Autores de la A a la Z en el que participo, me animé con su lectura.

Reencuentro narra la historia de Hans y Konradin, dos jóvenes solitarios de dieciséis años que coinciden en la misma escuela de enseñanza media en Stuttgart en 1932, surgiendo entre ellos inmediatamente una intensa amistad. Mientras que Hans es hijo de un médico judío, Konradin pertenece a una rica e ilustre familia aristócrata suaba, lo que no será obstáculo para que ambos se conviertan en inseparables, disfrutando de su amistad y ajenos a los rumores de conmoción política y choques entre nazis y comunistas que llegan desde Berlín. Sin embargo un año después, y tras el ascenso de Hitler al poder, la situación cambiará, provocando una amarga separación entre los jóvenes y el fin de su amistad.

Reencuentro, escrita en el año 1971 y opera prima del pintor y escritor Fred Uhlman, es uno de esos libros que sin contar con una gran extensión, pues tiene poco más de cien páginas, presenta en su interior una historia que sorprende tanto por su profundidad como por las emociones que transmite al lector. Comienza con una bella introducción a cargo del novelista húngaro Arthur Koestler, en la que resalta las cualidades de un texto que por formato él define como una “novella”, es decir, una novela en miniatura.

Seguidamente y a lo largo de diecinueve capítulos, Fred Uhlman nos relata en primera persona la historia de la amistad vivida entre Konradin y Hans, siendo este último el narrador y empleando para ello el tiempo pasado. La narración comienza en febrero de 1932, fecha en la que los jóvenes se conocen, y se extiende prácticamente a lo largo de un año, completándose el relato con un capítulo final que tiene lugar treinta años más tarde, momento en el que Hans comenzaría a recordar lo que ha narrado en las páginas anteriores. Destaca especialmente el estilo narrativo de Fred Uhlman, empleando un lenguaje que sin perder la sencillez resulta cuidado y elegante, tornándose en algunos pasajes poético y estando en todo momento impregnado por un tono nostálgico. En este punto podemos hacer referencia a lo que señala Arthur Koestler en la introducción, donde afirma que el autor “ha conseguido comunicar a su narración una cualidad musical que es al mismo tiempo obsesionante y lírica”, lo que da como resultado una lectura muy agradable a pesar del trasfondo en el que la historia se sitúa.

Dada su extensión, se deduce fácilmente que el relato está centrado en los dos amigos, y siendo Hans el narrador, se convierte en el verdadero protagonista de Reencuentro. No vamos a encontrarnos con una caracterización rica en detalles pero sí tenemos la suficiente información para hacernos una idea de su carácter, observando a un joven que ostenta una personalidad dominada por su timidez, fruto de la que se ha convertido en un joven melancólico y solitario, que sueña con viajar y convertirse en poeta. A pesar de ser un joven integrado en su clase, Hans no tiene amigos pues ninguno de los chicos que conoce alcanza sus exigencias de lealtad, confianza y abnegación totales.

Todo esto cambiará con la llegada del conde von Hohenfels Konradin, quien perteneciendo a una aristocrática e histórica familia se ganará el aprecio y admiración de Hans. A Konradin lo conoceremos gracias a la información que sobre él nos facilite Hans, por lo que nuestra percepción está condicionada en cierta forma por la suya. Konradin es un joven que comparte rasgos comunes de personalidad con Hans, de ahí que se conviertan en grandes amigos gracias a sus intereses y aficiones comunes, aunque al no tener acceso a su punto de vista no podemos profundizar totalmente en su forma de ser ni sabemos las motivaciones que hay detrás de algunos de sus actos.

El eje central en torno al que se construye la historia de Reencuentro es el vínculo de la amistad, un sentimiento que Hans valora especialmente hasta el punto de tener su propio ideal romántico basado en una serie de principios y requisitos que ha de tener alguien para llegar a ser su amigo. Gracias a la relación que Hans y Konradin mantienen observamos el significado más profundo de la palabra amistad, las alegrías proporcionadas pero también los temores y las dificultades a las que es necesario hacer frente y que en algunas ocasiones pueden acabar quebrando cualquier tipo de relación.

Como telón de fondo nos encontramos, al igual que en muchos otros libros, con la Segunda Guerra Mundial, pero en este caso la perspectiva que se nos ofrece es diferente. No es un libro que se centre en la guerra o en los horrores vividos aunque estos estén presentes, en este caso lo verdaderamente relevante es mostrar cómo los ideales y diferentes acontecimientos influyen sobre la amistad que une a Hans y Konradin. El enfoque que ofrece el relato es más intimista, está centrada en reflejar las experiencias y sentimientos vívidos por Hans que es el narrador, y en un segundo plano asistimos a los hechos históricos que marcan el periodo. Como os decía anteriormente, el estilo de Fred Uhlman mantiene un tono evocador y nostálgico que envuelve al lector desde el principio, haciéndole partícipe gracias a sus sugestivas descripciones de los distintos escenarios, y compartiendo los recuerdos que retrotraen a Hans en el tiempo a unos momentos más felices.

Si bien el desarrollo de la obra transcurre de forma pausada y sin grandes sobresaltos, los últimos capítulos están cargados de intensidad, ofreciendo un giro inesperado que sacude al lector y que hace que llegue al final embargado por una sensación de tristeza, soledad y melancolía, pero con la satisfacción de haber leído una bella historia.

Así que en definitiva, Reencuentro es una obra que a pesar de su brevedad recoge una historia intensa, cargada de sentimientos y cuyo eje central gira en torno a la amistad. Una vez finalizada su lectura e investigando sobre su autor, Fred Uhlman, he visto que esta obra forma parte de una trilogía, aunque las otras dos partes están descatalogadas en castellano lo que es una pena ya que la segunda parte ofrece la misma historia desde la perspectiva de Konradin, por lo que al menos este volumen sí me gustaría leerlo para comparar ambos puntos de vista. 

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Reencuentro a través del siguiente enlace:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...