lunes, 16 de febrero de 2015

El bueno de Oliver - Liz Nugent

El bueno de Oliver
Título: El bueno de Oliver
Autor: Liz Nugent
Editorial: Suma de Letras
Traducción: Isabel Murillo
Año: 2015
ISBN: 978-84-836-5774-4
Nº de páginas: 288

El bueno de Oliver es la primera novela publicada por la irlandesa Liz Nugent, con la que consiguió situarse en el número uno de las listas de ventas en su país, llegando a ser elegida como la mejor novela negra de 2014 en Irlanda. Unas semanas antes de que saliese a la venta, la editorial me remitió un ejemplar a casa, aunque no ha sido hasta hace unos días que he podido ponerme con su lectura, siendo el resultado de lo más positivo.

En "El bueno de Oliver" conocemos a Oliver Ryan, un escritor que ha alcanzado gran éxito gracias a la publicación de libros infantiles, los cuales a su vez son ilustrados por la mujer que se ha convertido en su esposa, Alice, quien lo ama y admira incondicionalmente. Oliver, hombre perfecto y carismático, lleva una vida envidiable repleta de comodidades y reconocimientos, pero todo cambiará drásticamente de la noche a la mañana cuando ataque a Alice y la golpee hasta dejarla en coma. A pesar de que todos en su entorno creen conocerle, nadie se explica lo que ha ocurrido, y tratan de comprender este terrible suceso. Gracias a la confesión de Oliver y al relato de todos aquellos con los que se ha cruzado en su vida iremos colocando las piezas hasta descubrir la asombrosa verdad que se esconde detrás del bueno de Oliver.

Liz Nugent
Liz Nugent
No me suelo fiar demasiado del éxito del que llegan acompañados algunos títulos y por eso no las tenía todas conmigo en cuanto al resultado de la lectura del libro de Liz Nugent, pero me ha convencido totalmente y ha sido una novela que he leído con avidez, intentando desvelar los múltiples interrogantes que se esconden en torno al pasado de Oliver.

Además de un buen planteamiento y desarrollo, uno de los aciertos que creo que tiene esta obra es la estructura que ha seleccionado la autora para presentar la historia. No seguimos un curso lineal sino que a lo largo de los capítulos se va alternando la narración entre unos personajes y otros, dando cada uno su propia versión de la relación que han mantenido con Oliver, que también asume la voz narrativa en algunos capítulos. Todos ellos emplean la primera persona para relatar sus vivencias, correspondiendo estas a diferentes momentos temporales por lo que será el lector el que vaya colocando cada pieza en su lugar. De esta manera se va despertando el interés y generando mucha curiosidad por completar toda la historia y descubrir el motivo por el que se ha desatado la furia de Oliver.

Liz Nugent emplea una prosa sencilla y clara, que resulta funcional y muy fácil de leer, a lo que se suma un ritmo muy ágil que nos lleva a avanzar con velocidad por sus páginas. Puesto que son varios los personajes que asumen la voz narrativa, el tono se modifica en función de cada uno, adaptándolo en cierta forma a su personalidad y situación.

Otro aspecto destacable en la novela de Liz Nugent es la creación de su personaje protagonista, Oliver Ryan. La autora va construyendo su personalidad paulatinamente, a través de las aportaciones que las otras personas van realizando. Oliver es un personaje carismático, que por una parte desprende un encanto especial con el que es capaz de conquistar a cuantos le rodean, pero que por otra parte nos transmite una sensación de rechazo desde el principio. A nivel psicológico está muy bien construido y puesto que nos encontramos con ciertos capítulos que están narrados en primera persona, nos permite conocer sus sentimientos, los traumas que ha vivido y las dificultades que le han acompañado a lo largo de su vida, mostrando cómo se ha sentido en cada momento. A medida que vayamos colocando piezas en el puzzle que forma esta historia iremos observando la evolución de su personalidad y la transformación que se ha producido en su vida, hasta llegar a su sorprendente final.

Junto a Oliver hay otras figuras que también resultan importantes y que al tomar la voz narrativa en determinados capítulos incrementan su protagonismo. Aunque sus relatos están vinculados en cierta forma con Oliver, dan lugar a tramas propias en las que ellos son los protagonistas, lo que hace que en cierta forma tengamos una perspectiva coral. Barney, Verónica, Moya, Eugene y Michael son las personas que vamos descubriendo a lo largo de las páginas y además de hablarnos de Oliver, nos permiten descubrir sus personalidades y rasgos más destacados, llegando a conocerlos bastante bien, pues Liz Nugent también ha puesto mucho cuidado en su construcción.

Señalaba anteriormente que "El bueno de Oliver" tenía un sorprendente final y este es un punto que también me ha resultado muy positivo. En todos los capítulos se mantiene la incertidumbre en torno a la identidad de Oliver y las causas del cambio en su carácter, introduciendo una serie de interrogantes y aunque la resolución de algunos hechos se puede intuir, en el final nos espera un giro argumental que la autora se ha reservado y que al menos a mí, me ha pillado totalmente por sorpresa, pues en ningún momento me había planteado esta opción, que es coherente y realista y demuestra una trama trazada con inteligencia y maestría.

Creo que llegados a este punto ha quedado claro que El bueno de Oliver de Liz Nugent me ha gustado mucho y os recomiendo su lectura. Una trama que nos invita a plantearnos hasta que punto conocemos realmente a las personas que nos rodean, protagonizada por un carismático personaje cuya personalidad y pasado será necesario descubrir paulatinamente, y que se sigue con interés desde las primeras páginas, resultando una lectura adictiva y muy entretenida.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar El bueno de Oliver a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...