lunes, 27 de abril de 2015

Buenaventura - Toni Aparicio

Buenaventura
Título: Buenaventura
Autor: Toni Aparicio
Editorial: Suma de letras
Año: 2015
ISBN: 978-84-836-5359-3
Nº de páginas: 440

Buenaventura fue una de las novedades de la editorial Suma de Letras que más llamó mi atención a primeros de año tanto por su bonita portada como por un argumento que incluía misterios y secretos familiares, elementos que están entre mis favoritos a la hora de seleccionar lecturas. Es por eso que cuando nos ofrecieron la posibilidad de organizar una lectura conjunta no pude negarme, más teniendo en cuenta lo que disfruto con estas actividades en común.

La trama de Buenaventura se sitúa en el pueblo asturiano de Santamaría de la Villa en el año 1933, localidad en la que se encuentra ubicada la mansión de los Campoamor, a la cual llega Esperanza, una joven huérfana, para comenzar a trabajar como dama de compañía de doña Rosario, la anciana señora de la casa. Los Campoamor son una de las familias aristócratas más respetadas de Asturias, por lo que Esperanza se siente una privilegiada al haber conseguido este trabajo gracias a una recomendación, aunque pronto sentirá que no es bien recibida y, con excepción de la propia doña Rosario, nadie se alegrará de su presencia en la casa. Con el paso de los días esta sensación se irá incrementando, más cuando descubra que algunas de las personas cercanas a doña Rosario intentan ocultar un secreto relacionado con su única hija, Buenaventura, desaparecida en extrañas circunstancias, y tome la determinación de descubrir qué es lo que sucedió realmente con ella.

Buenaventura no ha sido la primera novela que he leído de Toni Aparicio, pues ya me había estrenado con este autor hace un par de años gracias a El secreto de Elisa Lecrerc, un libro que en líneas generales me gustó mucho. Y en el caso de Buenaventura también puedo afirmar que he disfrutado con su lectura, aunque tiene varios aspectos que han hecho que el resultado final no haya estado a la altura de lo que prometía en sus primeras páginas.

La trama de Buenaventura se desarrolla a lo largo de cuarenta y ocho capítulos que quedan agrupados a su vez en tres grandes partes y a los que se añade un epílogo final con el que se da cierre a la novela. En general todos estos capítulos presentan una corta extensión, lo que unido a la tensión e intriga que domina la narración desde un principio, hace que la lectura del libro sea muy ágil y dinámica, avanzando páginas casi sin darnos cuenta. Es un narrador omnisciente en tercera persona el seleccionado para ir relatando los hechos, aunque principalmente nos cuenta lo sucedido desde la perspectiva de Esperanza, y junto a los capítulos centrados en la trama principal, se van alternando otros protagonizados por una niña que contribuyen, en cierta manera, a aumentar el suspense, pues no tendremos claro su significado hasta llegar al final.

Por lo que se refiere al estilo, el de Toni Aparicio es accesible y atractivo, empleando una prosa sencilla, concisa y clara, con abundantes diálogos que imprimen agilidad y destacando la creación de atmósferas y escenarios gracias a sus acertadas descripciones. En este sentido Buenaventura cuenta con una excelente ambientación que es uno de los aspectos a destacar en ella, recreando a la perfección tanto el aspecto de la mansión como sus alrededores y especialmente el clima desapacible y lluvioso que tan a menudo encontramos en las tierras asturianas. La mayor parte de la novela está dominada por ese ambiente de oscuridad y suspense que caracteriza a las novelas góticas, encontrándonos también otros elementos propios del género como la mansión, las pasiones o los elementos sobrenaturales.

Es Esperanza la figura principal en Buenaventura ya que en torno a sus movimientos se va desarrollando la novela, llevando la mayor parte del peso de la historia. Esperanza es una joven que se ha criado en soledad y en la casa encontrará el amor y afecto de doña Rosario, pero por el contrario tendrá que hacer frente a numerosos peligros y enemistades, además de a los fantasmas de su pasado. Este pasado es uno de los múltiples interrogantes que se esconden en la novela y habrá que avanzar a lo largo de las páginas para ir descubriendo todo lo que Esperanza ha vivido hasta llegar a Campoamor. Es un personaje al que el lector llega a conocer, observando su carácter inocente, tímido, reservado y un tanto cobarde, pues desde su llegada a la mansión se siente intimidada y amedrentada, faltándole desde mi punto de vista evolución para que su comportamiento llegue a ser coherente y es que algunas de las decisiones que toma a mí no me han resultado creíbles ni acordes con su personalidad.

Si bien ella es la protagonista, no es el único personaje que destaca pues la galería de secundarios es amplia y además la mayor parte juega un importante papel en el desarrollo de la trama como es el caso del ama de llaves Agustina, Diego Carreño, el médico don Manuel o doña Rosario. En este caso no están perfilados con tanto detalle aunque eso no es obstáculo para que tengamos una idea clara tanto de la apariencia de cada uno como de su carácter. Eso sí, algunos resultan estereotipados, como es el caso de Agustina, que a mí me ha recordado continuamente a el ama de llaves de Rebeca.

Señalaba al principio que, a pesar de que Buenaventura me había gustado, tenía un elemento que había estropeado en parte la lectura y este es su final, que para mí no ha estado a la altura del resto de la historia. Por una parte, antes de entrar en la recta final ha habido algunas escenas que me han parecido fuera de lugar, aunque no entraré en detalles para no desvelar nada a futuros lectores, y por otra parte, la tragedia familiar y el secreto que tanto se esfuerzan por guardar me ha resultado insignificante teniendo en cuenta la magnitud que parecía tener; no creo que sea consecuente la forma de actuar de los personajes con relación a lo sucedido. Ahora bien y como sucede en toda lectura, estas son mis impresiones personales y un final que a mí no me ha convencido, puede que para otra persona sea plenamente satisfactorio.

Al margen de estos hechos, otro aspecto que no me ha gustado es la forma en la que Toni Aparicio nos desvela lo sucedido. Aunque a lo largo de toda la novela sigue un desarrollo similar en lo que se refiere a la narración, llegado el momento de contar lo que ocurrió en el pasado esta pauta se modifica y se mezclan las escenas del pasado con las del presente creando confusión al estar presentes los mismos personajes, de tal manera que cuesta darse cuenta de que has cambiado de escenario, resultando un tanto caótico y obligándote a volver a leer algunos párrafos para situarte. Pienso que el autor puede haber utilizado este recurso para en cierta forma frenar la lectura y ralentizar el descubrimiento de todo, pero a mí particularmente no me ha resultado acertado.

En definitiva y resumiendo, Toni Aparicio nos presenta en Buenaventura una historia marcada por la tragedia familiar y los secretos, en la que destaca una atmósfera oscura y gótica, que mantiene la tensión e intriga desde los primeros capítulos y con la que creo que disfrutarán los aficionados a este tipo de libros, a pesar de que desde mi punto de vista, tenga algunos puntos flojos.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Buenaventura a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...