lunes, 25 de mayo de 2015

Tú te vas, tú te quedas - M. J. Arlidge

Tú te vas, tú te quedas
Título: Tú te vas, tú te quedas
Autor: M. J. Arlidge
Editorial: Suma de Letras
Traducción: Amaya Basáñez
Año: 2015
ISBN: 978-84-836-5808-6
Nº de páginas: 384

Gracias a la lectura conjunta que hemos organizado varios blogs he tenido la oportunidad de leer Tú te vas, tú te quedas de M. J. Arlidge, un thriller publicado por la editorial Suma de Letras que venía avalado por su gran éxito de ventas en Reino Unido, donde se vendieron más de 120.000 ejemplares en los primeros seis meses.

"Tú te vas, tú te quedas" cuenta con un comienzo que tiene suficientes elementos para captar la atención del lector, presentándonos a una pareja que ha sido aislada en una piscina abandonada de la que no pueden salir. Sam y Amy llevan diez días aquí encerrados sin comida ni bebida, y la única alternativa que tienen si quieren escapar es utilizar la pistola que les han dejado, lo que supondría que uno de ellos acabase con la vida del otro. Será así como uno finalmente recupere su libertad, aunque la historia que relata resulta increíble hasta que unos días después, aparece otra persona en circunstancias similares. Será así como la policía pondrá en marcha una investigación para descubrir quien se encuentra detrás de los macabros secuestros, a cuyo frente estará la inspectora Helen Grace.

M. J. Arlidge
Tú te vas, tú te quedas ha resultado uno de esos libros que una vez que empiezas, ya no puedes abandonar, aunque también es cierto que no ha satisfecho las expectativas que tenía ya que esperaba una lectura más tensa y adictiva. Con esto no quiero decir que no me haya gustado, todo lo contrario, he disfrutado con su lectura y creo que es una buena opción para aquellas personas aficionadas a este tipo de tramas.

"Tu te vas, tu te quedas" se presenta dividido en ciento dieciséis capítulos de corta extensión, algo que imprime dinamismo a una lectura que ya de por sí cuenta con un ritmo intenso, aunque desde mi punto de vista un tanto desigual ya que ha comenzado muy bien, luego se ha estancado un tanto para finalmente remontar. Esto pienso que es debido a que el patrón que sigue en cuanto a los hechos investigados es bastante similar, no hay grandes sorpresas ni giros hasta casi el final del libro, donde sí aumentan tensión e intriga. En la mayoría de estos capítulos encontramos un narrador omnisciente que alterna entre diferentes personajes y escenarios, con lo que nos da acceso a conocer lo que ocurre en todo momento y compartir tanto la investigación como la situación de las víctimas. Además, aparecen intercalados ciertos capítulos maquetados en letra cursiva y en los que la narración cambia, pasando a relatar en primera persona los hechos vividos por una persona cuya verdadera identidad no se desvelará hasta el final.

Al frente de la investigación y como protagonista del libro tenemos a la inspectora Helen Grace, una mujer que vive completamente volcada en su trabajo en el que demuestra una gran profesionalidad gracias a la cual se ha ganado el respeto de sus compañeros. Helen es una figura en la que encontramos muchos de los rasgos que caracterizan a los protagonistas de este tipo de novelas y así arrastra desde su pasado una serie de traumas que son los que han marcado su forma de ser en la actualidad y para los que ha buscado una vía de escape a la que asistiremos en algunos capítulos. Puesto que es un recurso que nos hemos encontrado tantas veces resulta un tanto repetitivo, da la sensación de que estos autores no tienen otro patrón que les de juego a la hora de construir a sus personajes. Al margen de esto, es una figura que M. J. Arlidge va construyendo progresivamente, manteniendo algunos interrogantes en torno a su vida, aunque los principales rasgos de su personalidad quedan definidos, siendo una persona que mantiene las distancias y a quien le cuesta exteriorizar sus sentimientos, por lo que se muestra un tanto fría y es quizás esto lo que hace que sea complicado congeniar con ella, al menos en mi caso no es un personaje que se haya ganado mi simpatía.

Helen no es la única que toma parte en la investigación y así a su lado aparecen una serie de secundarios, principalmente los miembros de su equipo. Entre ellos destacan dos, Charlie y Mark, ya que son las dos personas de las que además de su trabajo, tenemos información en torno a su ámbito personal. Charlie es una joven que disfruta de una vida estable al lado de su pareja, mientras que por el contrario Mark ha visto como todo se ha desmoronado al romperse su matrimonio y perder la custodia de su hija, buscando, como no podía ser de otra manera, el refugio del alcohol. Quedan en un plano mucho más secundario y por lo tanto menos desarrollados otras figuras como los secuestrados o sus familiares, aunque en este caso su función se limita a desempeñar su papel para el correcto desarrollo de la trama.

Un aspecto a destacar en la novela de M. J. Arlidge es que el autor no se limita a narrar unos hechos que mantienen al lector en tensión, si no que al mismo tiempo se centra en analizar las reacciones de las personas que sufren esta terrible experiencia. Sumerge al lector en la atmósfera opresiva y nos hace partícipes de la angustia que sufren por lo que en más de una ocasión nos plantearemos cómo reaccionaríamos ante una situación similar. Y no se queda únicamente en ese instante sino que posteriormente refleja los traumas derivados de esto y cómo estos afectan no solo a la víctimas sino también a sus familiares y conocidos, dotando a la obra de más profundidad, especialmente a nivel psicológico.

Por otra parte, también me ha resultado positivo que, si bien durante buena parte del libro se mantiene la intriga en torno a la identidad de la asesina (desde el principio sabemos que es una mujer) una vez que comenzamos a intuir quién es J. M. Arlidge logra no solo mantener, sino aumentar la tensión e incertidumbre hasta llegar al desenlace

Finalmente comentaros que a través de Goodreads he visto que este libro da inicio a una serie protagonizada por la inspectora Helen Grace, de la que ya hay publicados otros tres libros más. En este caso el final es completamente cerrado por lo que imagino que los siguientes se centrarán en otros casos, manteniendo una continuidad a través del ámbito personal de la inspectora y de su equipo.

En conclusión, "Tú te vas, tu te quedas" es un thriller que, gracias a su planteamiento inicial, engancha desde las primeras páginas, haciendo que no podamos abandonar su lectura hasta llegar al final, por lo que si sois aficionados a este tipo de libros creo que no os decepcionará. 

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Tú te vas, tú te quedas a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...