martes, 30 de junio de 2015

El latido del tiempo - Cari Ariño

El latido del tiempo
Título: El latido del tiempo
Autor: Cari Ariño
Editorial: Ediciones B
Año: 2015
ISBN: 978-84-666-5592-7
Nº de páginas: 456

El latido del tiempo de Cari Ariño fue una de las novedades de Ediciones B que más llamó mi atención a principios de este año y es que, tratándose de una saga familiar, era difícil que yo me pudiese resistir a su lectura, más teniendo en cuenta las opiniones positivas que comenzaron a aparecer en los diferentes blogs literarios que sigo habitualmente.

La historia recogida en las páginas de "El latido del tiempo" abarca desde el año 1920 hasta 1995, periodo en el que seguiremos la vida de tres mujeres de una misma familia: abuela, hija y nieta. De esta manera, la novela comienza cuando Lina, siendo tan solo una niña, es trasladada desde el orfanato en el que se ha criado a casa de su tía en el pueblo de Llonera, donde la recibirá una mujer que, a pesar de desconocer su existencia, acabará acogiéndola como a una hija. Se iniciará así una nueva vida para Lina, que con el paso de los años se convertirá en mujer, y formará su propia familia, evolución que nosotros seguiremos observando las dificultades a las que las mujeres de esta familia tienen que enfrentarse y al mismo tiempo asistiendo a los cambios que se irán produciendo a lo largo del siglo XX.

Cari Ariño
Cari Ariño
Ya os adelantaba en las primeras líneas que El latido del tiempo era una saga familiar, que como sabéis es uno de mis géneros favoritos, por lo que no tenía dudas de que iba a disfrutar con su lectura, como así ha sido. Al contrario que en otros libros de este tipo, no es una obra en la que vayamos a encontrar secretos o misterios familiares por resolver si no que en este caso Cari Ariño se ha centrado en seguir el curso de la vida de sus protagonistas, y es ahí precisamente donde reside el encanto de esta novela.

Son seis las partes en las que se presenta estructurado "El latido del tiempo", y a su vez cada una de ellas queda compuesta por diversos capítulos en los que siguiendo un curso lineal se va desarrollando la historia. Cari Ariño utiliza un narrador omnisciente en tercera persona para poner voz a un cuidado relato caracterizado por un estilo narrativo fluido, emotivo, claro y directo, y en el que se mantienen equilibrados narración y diálogo, lo que hace que se lea con facilidad y agilidad aunque la sucesión de hechos no siga un ritmo intenso.

El latido del tiempo es una novela de personajes y principalmente de mujeres al ser ellas las protagonistas indiscutibles en su trama. Lina, su hija Veva y su nieta Violeta son las tres figuras principales, centrándose en cada una de ellas un periodo temporal que será compartido por el resto en función de la generación a la que pertenecen. De esta manera Lina nos acompaña desde las primeras páginas y esto hace que sea el personaje que sufre una mayor progresión pues los acontecimientos vívidos marcarán profundamente su forma de ser. Desde niña Lina responderá a un carácter tímido, reservado, tranquilo y solitario, refugiándose en su familia y amigos más cercanos, bajo cuya protección se sentirá segura. Por el contrario, su hija Veva mostrará una personalidad mucho más fuerte, inconformista e independiente, asumiendo rápidamente las riendas de su vida para intentar cumplir sus sueños, mientras que la personalidad de Violeta quedará marcada por un espíritu soñador y fantasioso.

Tres mujeres y tres caracteres muy diferentes entre sí pero que Cari Ariño define con gran detalle, haciendo especial incidencia en la psicología y sentimientos, de tal manera que es sencillo llegar a conocerlas en profundidad y comprender sus motivaciones. Cada una de ellas pertenece a una generación diferente y por lo tanto su forma de ser queda en cierta manera condicionada por el modo de vida de esos años, enfrentándose a distintos problemas e inquietudes en los que también influyen las heridas que arrastran del pasado familiar.

No obstante, no son las únicas mujeres que encontramos en esta novela, pues a su alrededor existen otras figuras femeninas como Carmina, Benita o Meli, cuya fortaleza y determinación hacen que se ganen no solo un puesto destacado en esta obra, sino el cariño del lector. Lógicamente, también a lo largo de las páginas aparecen figuras masculinas con gran relevancia pues los hombres ejercen un importante papel en la vida de estas mujeres, con lo que no es posible dejarlos en un segundo plano y sus perfiles se han trazado igualmente al detalle. Y es que uno de los puntos positivos que tiene El latido del tiempo es que Cari Ariño ha puesto un especial mimo y cuidado en la construcción de todos sus personajes, incluyendo los secundarios, de tal manera que llegamos a sentirlos muy reales y cercanos, lo que hace que nos impliquemos en sus historias individuales, compartiendo todas sus vivencias.

Como señalaba al principio, la vida de estas personas quedará marcada por los cambios y acontecimientos históricos que se irán produciendo a lo largo de los años que dura el relato. No se centra Cari Ariño en detallar hechos históricos sino que en este caso es el telón de fondo en el que se sitúa la historia, observando cómo todo esto afecta a la vida de los personajes. Son muchos los episodios que se van sucediendo a lo largo de los años y encontramos menciones y referencias que nos acercan a la historia más reciente de nuestro país, por lo que es necesario valorar el trabajo de documentación realizado por la autora que ha integrado todos estos datos con naturalidad en su novela a través de vivencias personales. Puesto que el eje central de la novela son los personajes femeninos, el papel de la mujer tiene un gran peso y así se van reflejando los cambios que se van produciendo tanto en la forma de pensar como en la sociedad, abarcando aspectos como las funciones ejercidas en el matrimonio y en el cuidado de la familia o su incorporación al mercado laboral

En este sentido, "El latido del tiempo" es una novela costumbrista que nos permite observar cómo ha sido la forma de vida a lo largo de las últimas décadas y especialmente en pequeños pueblos similares a Llonera. Cari Ariño traza en su novela el día a día en una localidad de estas características, en la que todos los vecinos se conocen y se permiten inmiscuirse en la vida de los demás, mostrándonos sus costumbres, actividades a las que se dedican, viviendas, festividades o rivalidades entre familias y vecinos. Puesto que el relato da inicio en el año 1920 los matrimonios concertados, las herencias familiares o los enfrentamientos entre las clases sociales son algunas de las cuestiones que van marcando el curso del relato, dándonos una visión de lo que fueron esos tiempos y permitiéndonos evaluar cómo han cambiado, algo que resulta muy interesante.

En definitiva, El latido del tiempo es una novela que demuestra el talento narrativo de su autora, disfrutándose desde las primeras páginas. Una obra bien escrita y desarrollada, en la que seguimos el curso de la vida de tres generaciones de mujeres, y que cuenta con un interesante transfondo histórico que abarca desde la dictadura de Primo de Rivera hasta finales del siglo XX.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar "El latido del tiempo" a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...