lunes, 6 de julio de 2015

Trauma - Erik Axl Sund

Título: Trauma
Autor: Erik Axl Sund
Editorial: Random House (Colección Roja & Negra)
Trilogía: Los rostros de Victoria Bergman (II)
Traducción: Joan Riambau
Año: 2015
ISBN: 978-84-161-9531-2
Nº de páginas: 408

Trauma es la segunda parte de la trilogía Los rostros de Victoria Bergman, de cuya primera parte, Persona, os hablé hace unos días. Como señalaba en mi reseña, su final era completamente abierto por lo que, gracias a que también tenía este en la estantería, no tuve que esperar para desvelar cómo continuaba la historia y los leí ambos seguidos.

El inicio de "Trauma" retoma la situación en la que nos dejaba el final de Persona, por lo que continuamos avanzando en el desarrollo de la trama. La comisario Jeanette Kihlberg sigue intentando resolver los casos de asesinato de los jóvenes, mientras también investiga la extraña desaparición de Victoria Bergman, una misteriosa mujer que podría ayudarla a avanzar en este caso pero cuyo rastro parece haber sido borrado durante los últimos años. Al margen de esto, cuando un conocido empresario aparezca macabramente asesinado en su casa, Jeanette deberá centrarse en la resolución de un crimen que parece estar relacionado con algún tipo de venganza, recurriendo una vez más a la ayuda de la psicoterapeuta Sofia Zetterlund para trazar el perfil del asesino.

En líneas generales Trauma es un libro que sigue las mismas pautas que Persona, por lo que la mayoría de aspectos que os comenté en la reseña de la primera parte de la trilogía se aplican también en este caso. Aunque no suele ser lo habitual, a mí personalmente me ha gustado más esta segunda parte que la primera pues las diversas investigaciones que transcurren de forma paralela han logrado captar toda mi atención, resultándome mucho más interesante el conjunto global.

Por lo que se refiere a la estructura, en "Trauma" nos encontramos con el mismo esquema seguido en Persona, estando compuesta por diversos capítulos de corta extensión narrados en tercera persona que van alternando la narración entre las diferentes líneas de acción. Son varias las líneas argumentales que hay abiertas, apareciendo al principio de cada capítulo la ubicación en la que este tiene lugar y en algunos casos la fecha, pues en esta ocasión también en ciertos puntos nos trasladamos al pasado para descubrir lo sucedido años atrás, datos que serán fundamentales para ir encajando algunas piezas de un rompecabezas que empieza así a tener sentido. Esto unido al estilo fluido, directo y sencillo que emplean los autores hace que la lectura sea muy dinámica, conservando la narración un ritmo intenso y constante que mantiene tanto la atención como la tensión del lector gracias al descubrimiento de nuevas pistas y a los giros argumentales que se van sucediendo.

Los protagonistas principales de Trauma son los mismos que encontrábamos en Persona, por lo que nos resultan ya conocidos y en este volumen somos testigos de la evolución que van experimentando. Jeanette sigue siendo una persona volcada en su trabajo, en el cual se centra completamente desempeñando su labor con pericia y profesionalidad, mientras que a nivel personal es donde más cambios va a experimentar. A pesar de su buena construcción, sigue siendo un personaje que no me gusta demasiado y con el que no consigo conectar.

En este segundo volumen, la figura que destaca y que resulta más interesante por los aspectos que vamos descubriendo es, desde mi punto de vista, Sofia Zetterlund. Ya os comentaba en la reseña de Persona que era una mujer un tanto misteriosa por todo lo que se intuía que se reservaba para sí misma y en este libro se profundiza más en su psicología, mostrando su complejidad y ciertas facetas que nos ayudarán a comprender quién y cómo es realmente. Igualmente llamativa es Victoria Bergman, otra mujer de cuyo pasado iremos descubriendo más datos que nos ayudarán a entender su difícil personalidad y las consecuencias de todo lo que ha vivido, aunque sobre ella es mejor no desvelar nada para que seáis cada uno los que vayáis descubriéndola.

Volvemos también a encontrarnos con un elevado número de secundarios, aunque en esta ocasión como ciertos nombres ya aparecían en Persona es más fácil ubicar quién es quién y el papel que tiene asignado en la historia. Sin embargo en Trauma la personalidad de estos secundarios no es tan relevante para el desarrollo de la trama, por lo que no aparecen definidos con tanto detalle ni se les asigna tanta importancia como podían tener en Persona.

Si bien la lectura de la primera parte de la trilogía de Victoria Bergman resultaba un tanto dura y desagradable por los temas que la misma abordaba, en este caso esas cuestiones siguen estando presentes pero no con tanta intensidad. Es un libro en el que también nos encontramos con dosis de crueldad y violencia pero Trauma es más intimista, adquiriendo un mayor peso la psicología de sus personajes, gracias a lo que profundizaremos en sus mentes y observaremos cómo afectan los traumas del pasado a la forma de ser de cada uno en el presente. De esta manera, los capítulos que se centran en relatar lo sucedido años atrás ocupan un mayor número que en el caso de Persona y gracias a ellos iremos reuniendo las piezas necesarias para entender la posición que ocupa cada una de las figuras que protagonizan esta trilogía.

El cierre de Persona era completamente abierto y además nos dejaba ante una tensa situación cuyo desenlace era necesario descubrir, por lo que era inevitable continuar con la lectura de Trauma inmediatamente, y en este caso, si bien los autores no nos dejan ante una incertidumbre de este tipo, la trama da un sorprendente giro argumental que hace que estemos deseando tener en nuestras manos Catarsis, la tercera y última parte, para desvelar cómo se resuelve todo y tener la historia al completo.

Como veis, lo que os he contado en líneas generales coincide con los puntos que ya señalé en la reseña de Persona y es que, tratándose de dos novelas de una misma trilogía, lo más normal es que sea así. Erik Axl Sund vuelven a atraparnos en Trauma con una compleja trama en la que la psicología de sus personajes juega un papel fundamental y con la que sin duda disfrutarán los aficionados al género. Eso sí, señalar que estos libros no se pueden leer de forma independiente, por lo que antes de poneros con Trauma tendréis que leer Persona y posteriormente Catarsis, cuya salida a la venta está prevista para el próximo mes de septiembre.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Trauma a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...