jueves, 13 de agosto de 2015

La luz que no puedes ver - Anthony Doerr

La luz que no puedes ver
Título: La luz que no puedes ver
Autor: Anthony Doerr
Editorial: Suma de Letras
Año: 2015
ISBN: 978-84-8365-761-4
Nº de páginas: 664

La luz que no puedes ver de Anthony Doerr es la obra ganadora del premio Pulitzer 2015, un libro ambientado en la Segunda Guerra Mundial, que es uno de los periodos que a mí más me atrae a la hora de seleccionar lecturas, por lo que tenía ganas de leerlo desde que lo vi en el catálogo de novedades de la editorial Suma de Letras.

El argumento de "La luz que no puedes ver" gira en torno a los personajes de Marie-Laure Leblanc y Werner Pfenning, dos jóvenes cuyas vidas quedarán marcadas por los acontecimientos del periodo en el que les tocará vivir, que serán también los que provocarán que sus caminos se acaben cruzando. Marie-Laure es una joven ciega desde los seis años de edad que reside junto a su padre, cerrajero mayor del Museo Nacional de Historia Natural, en un piso de París. Gracias a la ayuda y esfuerzos de su padre, Marie-Laure ha conseguido adaptarse a su ceguera, llevando una vida confortable y feliz hasta que los nazis ocupen la capital y tanto ella como su padre se vean obligados a huir y buscar refugio en casa de un familiar en Saint-Malo.
Por otra parte, Werner es un joven que, junto a su hermana menor, crece en un Hogar para Niños situado en Zollverein, un complejo de minas de carbón a las afueras de Essen en Alemania. A pesar de su corta edad es un niño que destaca por su gran ingenio e inteligencia, gracias a los que comenzará a construir artefactos, especializándose en la fabricación y reparación de equipos de radio, lo que le permitirá posteriormente ingresar en las Juventudes Hitlerianas y más tarde en el ejército alemán.

La historia de estos dos personajes la iremos descubriendo a través de un doble plano temporal, situándonos por una parte en agosto de 1944 para descubrir lo sucedido la noche antes de la liberación de Saint-Malo, y por otra parte remontándonos hasta el año 1934, fecha a partir de la cual seguiremos los pasos de ambos.

Anthony Doerr
Anthony Doerr
La luz que no puedes ver ha sido una novela que me ha gustado muchísimo, tanto que puedo asegurar ya que estará entre las mejores lecturas de este año 2015. Si bien está ambientada en la época de la Segunda Guerra Mundial, en este caso es simplemente el telón de fondo sobre el que se construye una hermosa y cautivadora historia que merece la pena descubrir, incluso por aquellos lectores que no se sientan atraídos por este periodo.

Anthony Doerr nos presenta su novela estructurada en quince partes principales que a su vez están compuestas por diversos capítulos de corta extensión. Cada una de estas partes se ubica en un periodo de tiempo diferente, y así vamos alternando entre lo que está ocurriendo en el año 1944 y lo sucedido en el pasado, remontándonos a diez años atrás para dar comienzo a las historias tanto de Marie-Laure como de Werner. Puesto que la mayoría de estos capítulos tienen una extensión muy corta, La luz que no puedes ver es un libro que se lee con mucha facilidad a pesar de que su desarrollo cuenta con un ritmo pausado marcado tanto por los hechos que narra como por el estilo del autor, que es uno de los aspectos a destacar en la obra y de los que más se disfruta.

La narración corre a cargo de una tercera persona con la particularidad de que utiliza el tiempo presente para relatar lo que está sucediendo, algo que contribuye a que el lector entre a formar parte de la historia con más intensidad al darnos la sensación de estar visualizando cada escena en tiempo real. Como os decía, la forma de escribir de Anthony Doerr me ha cautivado por completo, siendo uno de los puntos que ha contribuido a que esta novela me haya gustado tanto. El ganador del premio Pulitzer 2015 emplea una prosa limpia, precisa, cuidada y elegante, que destaca por su belleza, lirismo y sensibilidad, y que no pierde por ello la sencillez en ningún momento, haciendo todo ello que la lectura resulte sumamente agradable y asequible.

Marie-Laure Leblanc y Werner Pfenning son los dos jóvenes que comparten protagonismo en este libro y, como no podía ser de otra manera, el autor los ha perfilado con todo detalle para que el lector llegue a conocerlos en profundidad. Cuentan con personalidades muy diferentes entre sí, y es fácil empatizar con ellos desde las primeras páginas e implicarse en sus historias personales, que transcurren de manera paralela y acaban resultando igualmente interesantes.

Werner es un niño alemán que se ha criado en un orfanato junto a su hermana, única persona que le ofrece su cariño, sobresaliendo tanto por su inteligencia como por la habilidad que demuestra para construir todo tipo de artilugios, además de por su valentía y afán de superación. A lo largo de las páginas seremos testigos de la sutil y progresiva evolución que se va produciendo en su carácter, siendo este progreso una de las cuestiones más interesantes en relación con su figura ya que nos hará preguntarnos cuál será su destino final.

Marie-Laure en cambio es una niña que a pesar de su ceguera, siempre ha crecido protegida y querida por su padre, quien se desvive por hacer que su vida sea más sencilla y no sufra ningún peligro. La llegada de la guerra hará que todo esto cambie y tendrá que enfrentarse a nuevas dificultades, en su caso incrementadas por su minusvalía. Al igual que en el caso de Werner, también somos testigos de su transformación y de cómo tiene que ir fortaleciéndose para lograr salir adelante. Es un personaje que cala en el lector pues Anthony Doerr consigue que nos pongamos en su lugar, haciéndonos partícipes tanto de sus sentimientos como del miedo y la angustia que siente ante lo desconocido en ese mundo carente de luz en el que ella se mueve y que el autor nos describe tal cual lo percibe, guiándose por los sonidos o por el tacto.

Saint Malo
El foco de la trama se centra en ellos pero a su alrededor encontramos personajes secundarios que se ganan una posición destacada por su credibilidad y cercanía, aportando diferentes matices a esta historia. Así el padre de Marie-Laure, su tío Etienne, madame Manec o la hermana de Werner, entre otros, son las piezas a través de las cuales el autor introduce determinados temas que amplían el calado de la obra, ganándose así una posición destacable en el desarrollo de la misma.

Si bien "La luz que no puedes ver" se encuadra en un periodo concreto y de sobra conocido por el lector, no es una novela centrada en la Segunda Guerra Mundial, sino que en este caso nos encontramos con una trama que aborda este conflicto desde una perspectiva diferente, centrándose en la historia de unos personajes cuyas vidas quedan inevitablemente marcadas por la guerra, pero sin hacer uso de los recursos que suelen ser más habituales en los libros de esta temática. Así a lo largo de sus páginas no vamos a encontrarnos con excesiva información sobre la contienda ni tampoco cobra protagonismo la persecución de los judíos o los campos de concentración, son cuestiones que el lector conoce y asocia con esos años, por lo que no es necesario que el autor profundice en contextualizar su historia, lo verdaderamente relevante en este libro está en otro plano, uno más personal y emotivo.

Y de esta manera Anthony Doerr construye esta fantástica novela que va mucho más de una simple lectura ya que la historia está repleta de pequeños detalles que tienen un gran significado. Da lugar así a un libro diferente en función de la perspectiva desde la que cada persona aborde esta lectura, pues habrá quienes se queden simplemente con su argumento central y otros que profundicen más allá, buscando lo que el autor quiere transmitir con sus palabras o con los múltiples símbolos que encontramos a lo largo de la obra, sirva de ejemplo su propio título.

Pienso que La luz que no puedes ver es un libro con el que pueden disfrutar un amplio número de lectores gracias a los elementos que presenta en su interior. Anteriormente os he hablado de dos historias que se basan en las vivencias de sus protagonistas, pero estos se ven implicados en determinados sucesos que aportan sensaciones diferentes con las que se aumenta su atractivo e interés, como es el caso de la intriga relacionada con la búsqueda de la gran piedra azul conocida como Mar de Llamas y que parece estar vinculada con una maldición que afecta a sus poseedores. El amor, el sacrificio, el poder, la búsqueda en diferentes concepciones, la codicia, la crueldad humana, la esperanza, la guerra y la forma en la que esta afecta a las personas o incluso las matemáticas y la radio son algunas de las múltiples cuestiones que el autor aborda en su novela.

Como veis, La luz que no puedes ver ha sido un libro que me ha cautivado y por lo tanto os recomiendo su lectura. Una novela bien escrita y ambientada, que va mucho más allá del periodo en el que se sitúa, que cuenta con unos personajes entrañables que calan en el lector, y cuya historia no os dejará indiferentes.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar La luz que no puedes ver a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...