lunes, 21 de diciembre de 2015

La esfera del tiempo - Juan P. Vidal

La esfera del tiempo
Título: La esfera del tiempo
Autor: Juan P. Vidal
Editorial: Pámies
Año: 2015
ISBN: 978-84-16331185
Nº de páginas: 304

La esfera del tiempo es el título de la nueva novela de Juan P. Vidal, un autor al que yo ya conocía pues el año pasado tuve la oportunidad de leer su anterior libro, Los sueños de la memoria, con un resultado positivo, por lo que cuando contactó conmigo nuevamente para ver si estaría interesada en leer y reseñar su último trabajo no tuve ninguna duda a la hora de aceptar la propuesta.

La historia que se presenta en "La esfera del tiempo" transcurre a través de dos hilos argumentales situados en planos temporales diferentes. Por una parte nos situamos en lo que sería el tiempo presente, momento en el que Andrés, un abogado malagueño que ha viajado a Nueva York para ayudar a su cliente, miembro de la mafia neoyorquina, a sacar a uno de sus hijos de una cárcel española, casualmente descubre en una librería una novela que bajo el título de “La esfera del tiempo”, recoge la autobiografía de Leire, una mujer a la que él conoció en la década de los cincuenta y en cuya vida jugó un importante papel. A través de la lectura de la obra irá descubriendo tanto la vida que ha llevado Leire desde que perdió el contacto con él, viajando por diversos lugares y convirtiéndose en una famosa violinista, como los terribles secretos que la joven ocultó y que fueron los que propiciaron su desaparición veinte años atrás. Y esta lectura será la que de lugar a la otra línea argumental, la cual recoge los hechos que Leire ha plasmado en su libro, a través de los que seguiremos el curso de su vida.

La esfera del tiempo es un libro difícil de encajar en un género determinado, pudiendo calificarse como un thriller psicológico al centrarse buena parte de su desarrollo en el análisis del comportamiento de sus protagonistas, o como una historia dramática, además de incluir también un importante componente metaliterario ya que en su interior alberga otra novela. Este es uno de los aspectos que llama la atención cuando comenzamos a leer pues al mismo tiempo que seguimos el curso de la trama principal, tenemos acceso a la misma historia que Andrés está leyendo, convirtiéndonos nosotros igualmente en lectores de esa otra novela que también lleva por título “La esfera del tiempo”.

La novela de Juan P. Vidal se presenta dividida en cuatro partes principales que a su vez vienen estructuradas en diversos capítulos en los cuales nos vamos a encontrar tanto la narración de lo que Andrés está viviendo en lo que sería el tiempo presente, como los fragmentos de la novela en cuya lectura está sumergido. Para diferenciar ambas historias se ha utilizado diferente maquetación, de tal manera que las partes extraídas de la novela aparecen en letra cursiva, con lo que no hay lugar a confusión y la trama se sigue sin problema. A esto hay que añadir el cambio de narrador, ya que en un caso es Andrés quien nos va relatando lo que le está ocurriendo, mientras que en el otro caso es un narrador omnisciente en tercera persona del pasado. Si bien el tono que se ha dado al relato es diferente en función de esta división, en ambos casos se aprecia un estilo cuidado, claro y preciso que en varios momentos se torna reflexivo e intimista. Es por esto último que La esfera del tiempo no es una novela que cuente con un ritmo intenso, sino que transcurre de una forma pausada a pesar de que desde un primer momento están presentes la tensión y el suspense.

Teniendo en cuenta el peso que tienen los personajes en esta obra, su construcción está cuidada al detalle permitiendo que el lector llegue a conocerlos con bastante profundidad. Son dos las figuras principales, cada una en su propio hilo argumental y así en una parte tenemos a Andrés, narrador de sus propias vivencias y que por lo tanto comparte con el lector tanto reflexiones como confesiones en torno a lo que ha sido su vida, y en otra a Leire, que además de hablar de si misma, nos acerca a la vida de su madre y a la de su hija, cediendo parte de su protagonismo. Ambos cuentan con personalidades complejas y bien perfiladas, pero con las que, al menos en mi caso, cuesta conectar, y así no he llegado a simpatizar con ninguno.

En el caso de Andrés tenemos dos perspectivas diferentes pues observamos cómo era en el pasado, egoísta, manipulador, interesado y prepotente; y su forma de pensar en el momento actual, mostrándonos que con el paso del tiempo se ha ido dando cuenta de lo que ha dejado atrás y de los errores que ha cometido, a los cuales ya no puede poner solución. Sin embargo no es Andrés el personaje que más sobresale en “La esfera del tiempo” desde mi punto de vista sino Leire, una figura que cuenta con una trayectoria vital y una personalidad mucho más llamativa, sufriendo desde su infancia una difícil existencia, marcada por el dolor y el sufrimiento, que ha afrontado con valentía y fortaleza.

Al igual que ya sucedía en Los sueños de la memoria, Juan P. Vidal se sirve de la trama y de los personajes para reflexionar sobre diversos aspectos relacionados tanto con la vida en general como con el comportamiento humano. Así cuestiones como el paso del tiempo, los errores cometidos, el destino y el azar, el arrepentimiento, el perdón, las casualidades, la toma de decisiones, el amor, la enfermedad o la muerte son algunos de los temas que aborda en diversos momentos, haciéndonos partícipes de sus ideas y en cierta forma invitándonos a meditar sobre todo ello. Si bien estas divagaciones tienen su punto de interés y aportan una nota diferente al desarrollo de la novela, hacen que el ritmo se ralentice y, al menos en mi caso, ha habido momentos en que estas partes se me hacían un poco más pesadas al tener la sensación de sentirme apartada de las cuestiones principales, en cuyo avance estaba más implicada e interesada. Al margen de esto, hay que reconocer que este es uno de los aspectos que hace las obras de Juan P. Vidal distintas, es decir, algo así como su seña de identidad y por lo tanto, no se puede señalar como un punto negativo sino más bien al contrario.

Resumiendo, Juan P. Vidal nos presenta en La esfera del tiempo un libro en el que se combina el drama y el suspense con las reflexiones en torno a diversas cuestiones, dando lugar a una historia compleja y bien desarrollada en la que destaca tanto su original estructura como el estilo narrativo de su autor. 

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar La esfera del tiempo a través de los siguientes enlaces:
Gracias al autor y a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...