viernes, 12 de febrero de 2016

Cartas a Siracusa - Lucía Feliu

Cartas a Siracusa
Título: Cartas a Siracusa
Autor: Lucía Feliu
Editorial: Almuzara
Año: 2015
ISBN: 978-84-1600-220-7
Nº de páginas: 376

Tras ver varias reseñas de Cartas a Siracusa en los diferentes blogs que sigo me había quedado con ganas de leer el libro, por lo que cuando Lucía Feliu contactó conmigo para consultar si estaría interesada en leer y reseñar su novela no tuve que pensar demasiado mi respuesta y acepté inmediatamente.

"Cartas a Siracusa" tiene por protagonista a Ángela Blanco, una joven bióloga que, gracias a su talento y a su trabajo como directora del departamento de biología molecular del CSIC, es requerida para participar en un proyecto que este organismo lleva a cabo por encargo del Vaticano. La finalidad del mismo es recopilar la mayor cantidad de información posible sobre tres cuerpos momificados, propiedad de la Iglesia Católica, y que esta en su momento reconoció como santos, pero cuya identidad nuevos estudios arqueológicos han puesto en tela de juicio. Con este propósito el CSIC creará un grupo de investigación en el que además de Ángela participan el prestigioso médico y antropólogo Teo Valdés, Olivier Bountry, biólogo del CNRS de París, y Francesco Rossi, doctor especialista en arqueología cristiana. Para llevar a cabo el estudio de los cuerpos de los tres mártires se trasladarán a Roma, donde lo que en principio comienza siendo un trabajo fácil se acabará complicando a medida que vayan avanzando en la investigación, descubriendo además que no son los únicos interesados en desvelar la identidad de los cuerpos, lo que llegará incluso a poner sus vidas en peligro.
Lucía Feliu
Lucía Feliu

Cartas a Siracusa es una de esas novelas en cuyo interior se combinan diversos elementos que hacen que, una vez empiezas a leer, sea difícil abandonar su lectura. Así nos encontramos con una trama repleta de suspense e intriga en la que los personajes viven constantes aventuras, pero también cuenta con romance, misterio, conspiraciones y una parte histórica que resulta sumamente interesante, dando lugar todo ello a un conjunto de lo más atractivo para aquellos lectores que, como es mi caso, sean aficionados a este tipo de thrillers pseudo-históricos.

Son trece los capítulos que componen la novela y a lo largo de los mismos la trama no se desarrolla linealmente sino que Lucía Feliu ha optado por comenzar situando a los personajes en un momento y circunstancias determinadas, para volver a continuación atrás en el tiempo, lo que nos permite descubrir lo ocurrido anteriormente hasta llegar a la situación inicial, siguiendo a partir de ahí el curso normal de la historia. Esta estructura me ha resultado muy acertada ya que en un principio la autora logra captar la atención del lector inmediatamente, generando los primeros capítulos intriga y curiosidad por descubrir lo que ha sucedido, y una vez descubierto necesitamos seguir avanzando para desvelar cómo terminará todo.

Por lo que se refiere al estilo, Lucía Feliu escribe de forma directa, clara y sencilla, dotando en algunos momentos un ritmo muy ágil gracias a la sucesión constante de aventuras en la trama principal, mientras que en otros puntos la narración se vuelve más pausada al centrarse su interés en asuntos más íntimos y personales. La voz narrativa corre a cargo de Ángela Blanco, quien nos cuenta en primera persona los hechos que ha vivido, imprimiendo al relato un tono más cercano e íntimo al compartir con el lector sus emociones e impresiones.

Al desempeñar el papel de narradora, Ángela se convierte en la principal protagonista de "Cartas a Siracusa". Es un personaje cuyo carácter llegamos a conocer bastante bien gracias a los datos que ella misma nos proporciona ya que no se limita a relatar únicamente sus aventuras, sino que también comparte impresiones, sentimientos y emociones. Así conocemos a una persona que arrastra el trauma que supuso perder a sus padres siendo niña, con una vida en la que han escaseado los momentos de felicidad por lo que se ha vuelto solitaria, organizada y perfeccionista, volcándose en su trabajo como único refugio. A pesar de todos los hechos en los que se ve envuelta, es una mujer que no se caracteriza por su valentía, sino que más bien se muestra indecisa y poco intrépida, le falta determinación y esto ha hecho que no haya sido una persona que haya despertado mi simpatía ni con la que haya llegado a conectar, aunque afortunadamente esto no me ha impedido disfrutar de la lectura.

Junto a ella hay otras tres personas que también tienen un papel relevante en el curso de esta novela al convertirse en sus compañeros en el grupo de investigación: Teo, Francesco y Olivier. Son tres personajes que quedan bien perfilados a pesar de que los conocemos a través de la visión que Ángela tiene de ellos, lo que hace que nuestra percepción quede condicionada en cierta forma y no tengamos acceso a más información que la que ella misma tiene. Teo Valdés será el director del equipo y gracias al vínculo que se va a establecer con Ángela, vamos a conocerle con bastante profundidad, descubriendo a un hombre directo, un tanto descarado, atrevido, perseverante y disciplinado en su trabajo, lo que ha hecho que se convierta en un prestigioso médico y antropólogo. Por su parte, el cura Francesco, gran erudito, es un hombre singular y carismático que resulta simpático gracias a su carácter abierto, directo, espontáneo y afable; al igual que también se gana nuestro aprecio Olivier, un francés desenfadado, gracioso y con un gran encanto.

Cartas a Siracusa es una novela en la que se combina la acción y las aventuras con una parte histórica que nos llega gracias a la investigación que Ángela y sus colegas están llevando a cabo. Este grupo está llevando a cabo el estudio identificativo de tres corposantos o cuerpos de santos humanos que vivieron entre los siglos II y III de la era cristiana y que sufrieron lo que se conoce como martirio y en relación con esto, Lucía Feliu introduce en la narración información relacionada con los mártires como la muerte o el sufrimiento que padecían, la forma de llevar a cabo su identificación o el proceso para verificar la autenticidad de las reliquias, además de incluir datos sobre la vida y muerte de los tres mártires estudiados, lo que nos permite conocer un poco más sobre los primeros cristianos. Todos estos datos están incorporados con naturalidad por lo que aunque nos encontramos con algunas explicaciones más técnicas, el relato no se hace pesado en ningún momento, la información está bien dosificada por lo que la lectura resulta amena y a mí personalmente me ha parecido todo muy interesante.

Como he señalado anteriormente, la novela de Lucía Feliu combina varios elementos y esto hace que su ritmo no sea tan vertiginoso como el que pueden tener otros libros de este estilo pues en ciertos momentos la autora va a ralentizar su narración al dejar a un lado la investigación para centrarse en un plano más íntimo y personal, focalizando la atención en la relación que surge entre dos de los personajes. De esta manera tenemos un hilo argumental que gira en torno al desarrollo de un romance y que se mantiene bastante equilibrado con relación a la trama centrada en la investigación, construyéndose este idilio paso a paso y de una forma coherente y aumentando su atractivo de cara a aquellos lectores que sean aficionados a este género. En mi caso ha sido más bien un complemento a la historia pues he disfrutado más con la línea argumental centrada en los avances del grupo de investigación, mientras que el romance me ha sido un tanto indiferente.

En conclusión, Cartas a Siracusa es una novela en la que se compaginan con acierto las aventuras, el misterio, la intriga, la parte historia y el romance, dando como resultado una lectura amena y entretenida, que mantiene la tensión desde el principio y que resulta interesante tanto por la trama como por los datos que Lucía Feliu ha incluido en la misma. 

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Cartas a Siracusa a través del siguiente enlace:


Gracias a la autora por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...