viernes, 26 de febrero de 2016

Como si no hubiera un mañana - Nieves Herrero

Título: Como si no hubiera un mañana
Autor: Nieves Herrero
Editorial: La Esfera de los Libros
Año: 2015
ISBN: 978-84-9060-469-4
Nº de páginas: 816

A Nieves Herrero la mayoría de nosotros la conocemos gracias a su faceta de periodista y a sus trabajos en televisión, especialmente los realizados junto a quien fue su maestro, Jesús Hermida, a quien le dedica esta novela. No obstante, también ha escrito diversas obras, siendo la última de ellas Como si no hubiera un mañana, subtitulada La pasión de Ava Gardner y Luis Miguel Dominguín, centrada en el romance que vivieron estos dos personajes.

La novela da comienzo a finales de marzo del año 1953, momento en el que llega al aeropuerto de Barajas Ava Gardner, quien en esa época es una de las actrices más admiradas de Hollywood. Tras finalizar el rodaje en África de Mogambo bajo las órdenes de John Ford, y antes de comenzar un nuevo trabajo en Londres, la actriz llega a España para tomarse un descanso visitando a sus amigos Doreen y Frank Grant e intentando olvidar que su matrimonio con el cantante y actor Frank Sinatra está acabado, lo que supone su tercer fracaso matrimonial. De forma casual en Madrid conocerá al torero Luis Miguel Dominguín, surgiendo entre ambos una fuerte atracción inmediatamente que les llevará a iniciar un apasionado romance que, a pesar de contar con múltiples altibajos y enfrentarse a ciertas dificultades, mantendrán durante dos años.

Nieves Herrero
Nieves Herrero
De Nieves Herrero había leído hace unos años Corazón indio, una novela juvenil cuyo planteamiento me pareció muy llamativo pero que no resultó lo que esperaba, por lo que tenía cierto temor a que me volviese a ocurrir lo mismo en este caso. Afortunadamente no ha sido así y aunque hay algunos puntos que no me han convencido del todo, en general "Como si no hubiera un mañana" me ha gustado bastante.

Por lo que se refiere a su estructura, Como si no hubiera un mañana se presenta dividido en un total de cincuenta y seis capítulos a lo largo de los cuales se va desarrollando la historia de este romance, completándose con una especie de epílogo en el que bajo el título de “Qué fue de…” la autora resume lo ocurrido con cada uno de los personajes en los años posteriores a la fecha en la que finaliza su relato. La prosa de Nieves Herrero es amena, sencilla y fluida, resultando fácil de leer. Emplea un narrador omnisciente a través del que nos va contando lo sucedido en torno a ambos personajes así como sus sentimientos y estados de ánimo en cada momento, lo que nos da una profunda visión de su personalidad. Las conversaciones entre los personajes tienen bastante importancia por lo que las partes dialogadas ganan peso en la narración y este es uno de los puntos que para mí ha flojeado, ya que el cambio de narración a diálogo en ciertos momentos me ha parecido un tanto brusco y en algunos diálogos me ha faltado naturalidad. A lo largo de las páginas el relato discurre linealmente y con un ritmo sereno pero constante, por lo que la lectura no se hace pesada aunque podrían haberse suprimido algunas escenas que son un poco repetitivas y no aportan demasiado, restando así páginas y ganando agilidad.

Es evidente que "Como si no hubiera un mañana" es una novela de personajes y, más concretamente, de dos personajes: Ava Gardner y Luis Miguel Dominguín. A ambos los vamos a llegar a conocer con mucha profundidad ya que Nieves Herrero realiza una detallada radiografía de sus identidades, mostrándonos a medida que va siguiendo la evolución de su romance cómo era cada uno en su faceta más íntima, al margen de la cara pública que todo el mundo conocía. Es así como vamos a descubrir a dos personas que nos van a resultar cercanas y creíbles, pues uno de los puntos positivos que tiene la novela es la humanidad que la autora ha logrado imbuir a los personajes, dejando a un lado el plano más conocido para mostrarnos una faceta privada que abarca impresiones, estados de ánimo, sentimientos o reacciones a través de los que nos podemos hacer una idea de la verdadera personalidad que ambos tenían. Es inevitable pensar en la dificultad que ha debido suponer para la autora documentarse sobre la vida privada de ambos personajes, recreando tantas escenas y situaciones que por su privacidad no trascenderían demasiado.

Ava Gardner
Ava Gardner
Así, lejos de esa apariencia alegre y desenfadada que puede transmitir la cara pública de Ava Gardner, vamos a conocer a una mujer sencilla y natural, que se enfrenta a sus miedos y que vive marcada por la soledad y la falta de cariño. A lo largo del relato iremos conociendo los principales rasgos de su personalidad, la cual viene marcada por un carácter fuerte gracias al que eclipsa a cuantos la rodean, y que no está dispuesta a renunciar a su libertad por amor. Descubriremos a una mujer impulsiva, un tanto caprichosa, atrevida, pasional y con una gran vitalidad, aunque en el fondo siga siendo una humilde chica de campo que añora seguir siendo únicamente eso. Su pasado también lo vamos a descubrir pues a lo largo de las páginas no solo seguimos el avance del romance, sino que se incluyen pasajes que nos muestran cómo ha llegado a convertirse, o más bien como la convirtieron, en una gran estrella, además de lo que ha sido su vida los últimos años. Tenemos así una visión muy amplia de la actriz, quedando su figura perfilada con todo lujo de detalles y matices que nos dan una clarísima idea del tipo de mujer que fue.

Y lo mismo sucede con el otro gran protagonista de esta historia, Luis Miguel Dominguín, figura del toreo del momento aunque se encuentre temporalmente retirado de los ruedos mientras se recupera de una grave cogida, dedicándose a disfrutar de la vida y de sus dos grandes pasiones, las mujeres y los toros. Luis Miguel es un hombre extrovertido, optimista, seductor, atractivo y mujeriego al que el éxito acompaña. Es un triunfador que está acostumbrado a lograr siempre lo que quiere y esto se nota en su forma de ser y actuar, llegando incluso a excederse y conseguir ciertos privilegios en una época marcada por la falta de libertad gracias a la amistad que mantiene con Franco.

Si bien ellos dos son el eje central de la novela, a su alrededor se mueven un gran número de secundarios entre los que destacan los miembros de la familia Dominguín, quienes adquieren bastante relevancia no solo por compartir con Luis Miguel muchos momentos, sino también porque Nieves Herrero relata anécdotas protagonizadas por los padres y hermanos de Luis Miguel que nos permiten hacer un seguimiento paralelo de lo que ocurrió durante esos casi dos años en sus vidas. Y junto a todos ellos figuras tan conocidas como el propio Frank Sinatra, Doreen Grant, Lana Turner, Chocolate, Canito, Lola Flores o el escritor Ernest Hemingway desfilan a lo largo de las páginas con más o menos relevancia en función de su relación y encuentros con los protagonistas.

Al margen del romance entre Ava y Luis Miguel, en la novela también sobresale el cuidado retrato que la autora realiza de la época en la que tiene lugar este. Aderezan la historia multitud de datos que nos dan una idea muy exacta del ambiente que se vivía en España en los años 50. La Guerra Civil aún está reciente, se sufre la pobreza derivada de la misma y la falta de libertad impuesta por el régimen, aunque gracias a la alianza con Estados Unidos el país comienza a abrirse al exterior, lo que supone la llegada masiva de americanos y entre ellos muchas figuras ligadas a la industria cinematográfica al ser los rodajes más baratos. Este contexto socio político es el que la autora dibuja con gran precisión, centrándose principalmente en los círculos de la alta sociedad entre los que se mueven los protagonistas y con los que comparten noches de fiesta, cacerías y, como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta la profesión de Luis Miguel, corridas de toros. La cantidad de anécdotas y detalles que Nieves Herrero ha incluido en su novela nos dan una idea de lo laboriosa que ha debido de resultar la labor de documentación, aunque el resultado de la misma es de lo más atractiva e interesante pues al menos en mi caso, he disfrutado mucho conociendo más de cerca tanto el ritmo de vida que llevaban todos estos famosos como los hechos más relevantes vinculados con ellos que tuvieron lugar en ese periodo.

No puedo finalizar este análisis sin hacer referencia a la cuidada edición que gracias a La esfera de los libros presenta "Como si no hubiera un mañana". Para ilustrar esta historia en las páginas centrales se han incluido una serie de fotografías que engloban imágenes de Ava Gardner y Luis Miguel Dominguín, otras que han inmortalizado algunos de los momentos descritos en la historia, y algunas que nos permiten poner cara a muchos de los personajes que aparecen junto a los protagonistas como el fotógrafo Cano, Lana Turner, Doreen Grant o el bibliotecario don Marcelino.

En definitiva, Como si no hubiera un mañana es una entretenida e interesante novela que recoge el apasionado romance que vivieron la actriz Ava Gardner y el torero Luis Miguel Dominguín, dándonos una profunda y completa visión de la personalidad de ambas figuras más allá de su faceta pública, además de hacer una minuciosa recreación del contexto social y político que existía en España en ese periodo de los años 50.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Como si no hubiera un mañana a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...