miércoles, 23 de marzo de 2016

Un faro en la oscuridad - Fernando M. Cimadevila

Título: Un faro en la oscuridad
Autor: Fernando M. Cimadevila
Editorial: Sushi Books
Saga/Serie: El mundo secreto de Basilius Hoffman (II)
Año: 2015
ISBN: 978-84-15920-85-4
Nº de páginas: 244

Un faro en la oscuridad es la segunda entrega de la saga escrita por Fernando M. Cimadevila, El mundo secreto de Basilius Hoffman, cuya primera parte, El ladrón de sueños, reseñé hace unos meses. Para aquellos que no la conozcan, la saga está compuesta por cinco volúmenes, todos ellos protagonizados por el profesor Basilius Hoffman, y cada uno de ellos con una historia diferente e independiente en su interior. A mí El ladrón de sueños, como os conté en la reseña, me gustó mucho y me quedé con ganas de seguir descubriendo las aventuras del profesor, por lo que cuando Fernando me propuso la lectura de esta nueva entrega acepté encantada.

Han pasado unos meses desde que Basilius y su sobrino viviesen la extraordinaria aventura a la que asistimos en el anterior volumen y que supuso un importante cambio en la vida de Peter. Instalado ahora con su tío, el niño disfruta de una estabilidad que le ha permitido mejorar en varios aspectos, entre ellos sus estudios y forma física. Días antes de las vacaciones de verano, recibirán una invitación anunciándoles la finalización de las reparaciones del Argestes e invitándoles a asistir a la presentación de un nuevo invento, lo que supondrá su regreso a la Ciudad de los Tejados. A pesar de la alegría y curiosidad con la que todos reciben el nuevo invento, pronto la presentación se verá interrumpida cuando todas las luces de la ciudad se apaguen, quedando esta sumida en la oscuridad y comenzando a emerger una niebla desde las profundidades que engulle a todos cuantos caen en ella, entre ellos Peter. Comenzará así una nueva aventura en la que el profesor Hoffman tendrá que rescatar a su sobrino y al mismo tiempo evitar que la niebla se siga extendiendo, mientras que Peter acabará descubriendo un nuevo mundo en el que tendrá que cumplir una importante misión.

Fernando M. Cimadevila
Fernando M. Cimadevila
Al igual que ya me sucedió con El ladrón de sueños, "Un faro en la oscuridad" me ha resultado una lectura muy entretenida con la que he disfrutado a pesar de que se encuadra en un género que no acostumbro a leer habitualmente pues este tipo de libros no me suelen llamar demasiado. Sin embargo, el planteamiento de esta saga me pareció llamativo desde un principio y me alegro de haberles dado una oportunidad ya que, al menos estos dos, han conseguido engancharme desde los primeros capítulos, resultando lecturas muy amenas y dejándome con ganas de continuar descubriendo mundos junto al profesor Hoffman y su sobrino Peter.

Un faro en la oscuridad es un libro similar en cuanto a su estructura al El ladrón de sueños, estando compuesto también por un total de catorce capítulos al comienzo de los cuales nos encontramos igualmente con una cita o frase célebre de diferentes personajes, aunque en este caso están referidas a la luz, oscuridad y sombras que tanta importancia tienen en la trama. La historia discurre linealmente a lo largo de los capítulos, siendo un narrador omnisciente el encargado de narrar lo que va sucediendo, alternando entre la perspectiva de Basilius y la de su sobrino Peter principalmente. La sucesión constante de aventuras unida al estilo sencillo, directo y fluido con el que escribe Fernando Cimadevila hacen que el ritmo sea ágil y dinámico, siendo así un libro ameno y de fácil lectura.

El protagonismo en este libro vuelve a estar compartido entre el profesor Basilius Hoffman y su sobrino Peter, aunque lógicamente sobresale el primero por ser el pilar sobre el que se asienta la saga. Ya os comentaba en mi anterior reseña que era un personaje peculiar y carismático, y en este volumen no vamos a observar grandes cambios en su personalidad, volviendo a encontrarnos con ese hombre culto, educado, intrépido, curioso y aventurero que despierta nuestra simpatía inmediatamente. Por el contrario en Peter sí vamos a apreciar una cierta evolución ya que gracias a su nueva vida se ha convertido en un joven más maduro, responsable y seguro de sí mismo, lo que hará que no dude en demostrar su ingenio, capacidad de iniciativa y valor a la hora de enfrentarse a las dificultades, sin dejar por ello de actuar en concordancia con su edad.

El resto de personajes conforman una galería que en su mayor parte ya nos es conocida del anterior volumen, a los que se unen nuevas incorporaciones vinculadas con la Ciudad de los despertados como Horacio, Liz, Scott o Valentine. Son algunos de los secundarios que aparecían en El ladrón de sueños los que van a ganar relevancia en "Un faro en la oscuridad" pues el autor comienza a mostrarnos su pasado, ofreciéndonos información que nos permitirá progresivamente ir conociendo el origen de todo. Esto es lo que sucede en el caso de Nikolai el Cartógrafo y Rivka, trasladándonos hasta el año 1942 para conocerlos siendo únicamente unos niños, y también en el de Juliet y Jonás, cuya historia comienza a desvelarse. Así mismo se profundiza en un personaje que resulta interesante por la dualidad a la que está sometido, Gabriel-Duncan, observando las dos personalidades que conviven en su interior y el enfrentamiento que mantienen. Todo ello hace que a nivel de personajes este libro resulte más complejo y atractivo que el anterior, pues vamos desvelando algunos interrogantes que al mismo tiempo nos dejan con ganas de descubrir la historia completa, para lo cual tendremos que esperar a la publicación de los siguientes volúmenes.

Algo que me gusta en los libros de esta saga es que no se limitan a recoger una historia de aventuras buscando el entretenimiento del lector, sino que el autor se sirve de sus planteamientos para tocar algunos temas y hacer que reflexionemos sobre ellos. En "Un faro en la oscuridad" vuelven a estar presentes temas como la amistad o la familia y se abordan nuevas cuestiones como la estricta sujeción al puesto de trabajo, las dependencias que crea la sociedad, la importancia de cumplir nuestros sueños y la dificultad para alcanzarlos, que estaría directamente relacionado con la necesidad de trabajar, la rutina en la que nos encasillamos y que nos impide disfrutar o luchar para alcanzar esas metas, o la búsqueda de la felicidad. Todo ello son los problemas que vemos reflejados en la Ciudad de los Despertados, en la que una gran máquina mantiene esclavizadas a las personas, que trabajan sin descanso para poder disfrutar de sus sueños y de la felicidad.

Como veis, tanto "Un faro en la oscuridad" como El ladrón de sueños son unos libros muy recomendables independientemente de nuestras aficiones o edad. Si bien es cierto que van orientados a un público juvenil están planteados de tal manera que ofrecen diferentes niveles de lectura, la historia que recogen es más profunda de lo que en principio puede parecer, y eso hace que cualquiera pueda disfrutar de ellos. Y con respecto a la fantasía, el mundo que ha creado Fernando Cimadevila cuenta con puntos comunes al nuestro y está tan detallado que desde un principio nos vamos a sentir transportados a él, disfrutando de la lectura y sintiendo pena por tener que abandonarlo al cerrar el libro. Eso sí, aunque ambos volúmenes recogen historias independientes que se podrían leer por separado, creo que es conveniente seguir un orden para comprender todo el engranaje mejor, por lo que os recomiendo empezar por El ladrón de sueños antes de leer este volumen.

Es evidente que he vuelto a disfrutar enormemente con las andanzas del profesor Hoffman y su sobrino Peter, por lo que espero poder disfrutar pronto de una nueva entrega de esta saga. Un faro en la oscuridad es un libro repleto de aventuras y emoción, en el que continuamos descubriendo el mundo de fantasía que ha ideado Fernando M. Cimadevila, resultando su lectura muy entretenida además de recomendable.


 Gracias al autor y a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...