miércoles, 27 de abril de 2016

El hilo rojo - Olga de Llera

Título: El hilo rojo
Autor: Olga de Llera
Editorial: Autoeditado
Año: 2015
Nº de páginas aprox.: 478

Hace un par de meses me propusieron la lectura de El hijo rojo de Olga de Llera, una novela que estaba calificada dentro de un género que yo no suelo leer, erótico-romántico, pero que presentaba un planteamiento que me resultó atractivo al ambientarse la historia en las primeras décadas del siglo XX, una época que se encuentra entre mis favoritas, con lo que me animé a darle una oportunidad.

La historia recogida en "El hilo rojo" da comienzo en el año 1900 y nos traslada hasta la ciudad de Barcelona para asistir al nacimiento de la hija del matrimonio Dalmau, Joaquim y Anna, quienes además de esta niña a la que ponen el nombre de Caterina, son padres un niño llamado Nicolau. Aunque la felicidad de la pareja parece ser plena, pronto descubriremos que entre Anna y su hermanastro Daniel Richards hay un pacto que han mantenido en secreto a lo largo de los años y que va a marcar no solo sus vidas, sino el futuro de toda la familia. Y este futuro será el que iremos siguiendo a lo largo de los capítulos, los cuales abarcan casi medio siglo de historia familiar.


No he querido contaros demasiado del argumento de la novela ya que considero que en este caso es mejor que sea el lector el que vaya descubriendo lo que va sucediendo en torno a los personajes a medida que avance en su lectura, y además al abarcar un periodo tan amplio las situaciones que van atravesando los protagonistas son bastante variadas. 

Olga de Llera
Olga de Llera
Si bien en un principio no tenía claro que esta novela fuese a gustarme, he de reconocer que El hilo rojo ha sido una grata sorpresa. He disfrutado con una historia que ha logrado captar mi interés desde los primeros capítulos, logrando que siguiese con atención los avances que se iban produciendo en la vida de los miembros de esta familia, lo que ha hecho que la lectura haya sido ágil y muy entretenida. Como os decía, lo que menos me atraía del libro era que fuese erótico y, aunque sí es cierto que ese componente está presente, pienso que este calificativo no es suficiente para definir "El hilo rojo" ya que es una novela que presenta otros elementos que hacen que resulte recomendable incluso para aquellas personas que, como es mi caso, no se sientan atraídas por este género. De esta manera tenemos, además del contenido erótico que no es para nada el elemento principal en ella, un componente romántico combinado con historia familiar y con un toque de intriga, y todo ello enmarcado en una época tan fascinante como las primeras décadas del siglo XX. 

Son un total de cincuenta y dos los capítulos en los que se presenta estructurado "El hilo rojo", señalando al comienzo de cada uno la ubicación y fecha en la que se sitúa la acción. La historia va avanzando así linealmente desde el año 1900 hasta el 1946, aunque son las dos primeras décadas del siglo las que abarcan un mayor número de páginas. En general son capítulos de corta extensión, lo que aporta dinamismo a la lectura y hace que avancemos con agilidad, algo que también se debe al ritmo ligero y constante que predomina en el libro. Olga de Llera emplea un narrador omnisciente en tercera persona que le permite alternar entre los diferentes personajes y su estilo es sencillo, fluido y accesible, con una equilibrada combinación entre narración y diálogo

El hilo rojo es un libro en el que nos vamos a encontrar con varios personajes que tienen bastante protagonismo, destacando entre todos ellos Caterina y su tío Daniel Richards. Son ellos dos los que juegan un papel más destacado en esta obra, aunque un punto que tiene positivo el libro es que son varias las líneas argumentales que se van desarrollando de forma paralela en torno a distintos personajes, dotándoles así de cierto protagonismo, como si de una historia coral se tratase. Es por eso que la galería de personajes cuenta con una construcción que nos permite vislumbrar la personalidad de cada uno, observando que responden a diferentes caracteres y que en función de las situaciones por las que van atravesando, evolucionan en mayor o menor medida y en uno u otro sentido. De esta manera es Caterina el personaje en el que se produce una mayor transformación a lo largo del tiempo ya que la vamos a conocer siendo tan solo una niña y asistiremos a los cambios que va experimentando, madurando con el paso de los años gracias a las situaciones que va viviendo. Caterina es una figura que me ha resultado interesante y creo que la autora la ha perfilado con bastante acierto, reflejando bien los cambios que se van obrando en su personalidad a medida que va pasando el tiempo y ella va madurando. 

Como os decía, uno de los puntos que me animó a leer esta novela fue que la acción transcurriese en las primeras décadas del siglo XX, que es una época que me resulta muy llamativa. Y en este sentido El hilo rojo no me ha decepcionado ya que sin llegar a ser una novela histórica, cuenta con una correcta ambientación que complementa a la perfección el desarrollo de la trama, trasladándonos a escenarios como París, Londres, Sitges, Suiza o Barcelona, que es donde transcurre la mayor parte de la acción. El contexto histórico queda como telón de fondo y Olga de Llera utiliza a los personajes para introducir algunos hechos históricos en los que ellos van a tomar partido como por ejemplo el hundimiento del Titanic, el Crac del 29, la guerra civil española o la ocupación de París por las tropas alemanas. Pero no solo vamos a encontrar datos de este tipo sino que el relato incluye referencias y descripciones que nos dan una idea de cómo era el ambiente que se vivía por entonces, con alusiones a la forma de vida, a las diferencias existentes entre las clases sociales, a las fiestas y actos a los que acudían las familias burguesas o al modo de vestir y comportarse entre otros aspectos.

Respecto al contenido erótico, que creo que puede ser lo que cause el rechazo de ciertos lectores que no se sienten atraídos por este género, a mí no me ha resultado excesivo. El sexo se utiliza en esta novela como nexo de unión entre los personajes y las escenas eróticas están bien dosificadas y enlazadas con el resto de la historia, de tal manera que no ralentizan el desarrollo ni suponen un obstáculo aunque no nos guste el género. Pienso que desde la publicación de Cincuenta sombras de Grey la mayoría asociamos la palabra erótico con este tipo de libro y no tiene por qué ser así, El hilo rojo es un claro ejemplo. También me ha gustado la forma en la que Olga de Llera ha abordado estas escenas, sin extenderse en detalles más allá de lo necesario y alternando diferentes situaciones en las que siempre están presentes sexo y erotismo.

Ya he comentado que "El hilo rojo" es una historia familiar y en este sentido también podemos calificar la novela como saga familiar, algo que ha contribuido a que yo haya disfrutado aún más de la trama ya que este tipo de planteamientos en torno a la vida familiar están entre mis favoritos. No vamos a encontrar en este caso oscuros secretos del pasado que se han mantenido a lo largo de las generaciones pero sí vamos a asistir a los cambios que se van produciendo en los miembros de la familia a lo largo de los años y además Olga de Llera introduce ingredientes suficientes en torno a ellos para que nuestro interés por la lectura no decaiga en ningún momento. 

Como veis, la novela de Olga de Llera ofrece mucho más en su interior de lo que en un principio nos puede parecer. El hilo rojo es una historia de corte romántico con una importante carga erótica que gira en torno a las vivencias de la familia Dalmau y que se ambienta en las primeras décadas del siglo XX, por lo que su lectura resulta recomendable para todos aquellos que se sientan atraídos por estas premisas, con independencia de su mayor o menor afinidad al género erótico.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar El hilo rojo a través del siguiente enlace:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...