viernes, 22 de abril de 2016

El teorema Katherine - John Green

Título: El teorema Katherine
Autor: John Green
Editorial: Nube de Tinta
Traducción: Noemi Sobregues
Año: 2014
ISBN: 978-84-1559-446-8
Nº de páginas: 320

No suelo leer habitualmente novela juvenil pero desde hace tiempo tenía ganas de estrenarme con John Green, un autor del que he visto muchas opiniones positivas y cuyos libros me llaman bastante la atención. Aunque tiene otras novelas que me resultan más atractivas, finalmente ha sido El teorema Katherine la seleccionada gracias a la lectura conjunta que he organizado junto a Laky y a Albanta.


John Green
John Green
El teorema Katherine tiene por protagonista a Colin Singleton, un joven que acaba de graduarse en el instituto y a quien su novia Katherine acaba de dejar, convirtiéndose así en la decimonovena chica con este nombre que finaliza su relación con él. Para superar esta ruptura, y en compañía de su mejor amigo Hassan, decide emprender un viaje en coche, en el que además pretende hallar un teorema que sirva para predecir la evolución de las relaciones basándose en su idea de que únicamente existen dos tipos de personas: las que dejan y las que son dejadas. Esta aventura les llevará hasta Gutshot, Tenenessee, localidad en la que esperan visitar la tumba del archiduque Francisco Fernando pero donde acabarán conociendo a una chica llamada Lindsey, que provocará que modifiquen sus planes y Colin descubra que a pesar de todos los esfuerzos, el futuro es impredecible.

Cuando anunciamos su lectura conjunta varias personas comentaron que este título era el que menos les había gustado de todos los de John Green, y aún así a mí me ha parecido una lectura muy entretenida que me ha durado solamente un par de días, por lo que me gustaría repetir pronto con el autor y leer Bajo la misma estrella o Ciudades de papel.

Son diecinueve los capítulos en los que queda dividida la novela y a lo largo de los mismos el desarrollo de la historia se estructura de una forma bastante original. Si bien lo que está sucediendo en el momento actual transcurre linealmente, se introducen en los capítulos otras partes que nos van mostrando la historia que Colin ha mantenido con las chicas llamadas Katherine y, puesto que sabemos que Colin no es bueno en contar historias, estas partes están referenciadas al esquema que debería tener una, girando los títulos que las introducen al planteamiento, nudo y desenlace. Así explicado puede parecer un tanto lioso pero una vez empiezas a leer no hay problema para seguir lo que nos están contando y colocar con facilidad cada pieza en su lugar temporal.

Es un narrador omnisciente el encargado de relatar lo que va sucediendo centrándose en el personaje de Colin y empleando John Green un estilo sencillo, desenfadado y natural que resulta ágil y accesible, lo que da lugar a que la lectura sea muy rápida, más teniendo en cuenta que contiene muchos diálogos que imprimen dinamismo. Cuenta con notas a pie de página que abarcan diversos aspectos y así sirven tanto para ampliar ciertas cuestiones mencionadas en el texto como para dar explicaciones matemáticas o traducir determinadas palabras que aparecen en otros idiomas, poniendo en algunos casos una nota de humor.

Colin Singleton es un carismático personaje que queda bien perfilado desde un principio, de tal manera que por su peculiar forma de ser va a despertar nuestra simpatía o recelo desde las primeras páginas. Colin es una persona muy especial que ha destacado desde niño, cuando a sus veinticinco meses comenzó a leer sin ayuda de nadie. Sin llegar a ser un niño prodigio, siempre ha demostrado un gran talento, prestando atención a todo cuanto le rodea y preocupándose por aprender continuamente algo nuevo. A Colin, consciente de su gran inteligencia, le gusta ser especial y despertar el interés de los demás, lo que provoca que crea que todo gira en torno a él y resulte por este motivo un tanto “listillo”, aunque también bastante inocente e infantil. A pesar de su personalidad, a mí es un personaje que me ha caído muy bien, y he disfrutado con sus ocurrencias y siguiendo sus aventuras.

Teniendo en cuenta su forma de ser, Colin no tiene casi amigos pues tanto en el colegio como en el instituto la mayoría de compañeros se burlan de él, convirtiéndole en objeto de sus bromas y juegos. Sin embargo sí hay una persona que ha sabido apreciar su verdadero yo y es Hassan, un chico de origen libanés que se ha convertido en su mejor amigo. Hassan es todo lo contrario a Colin, perezoso, descuidado, inquieto, ingenioso y divertido, todo un “graciosillo” que aporta dosis de humor a la historia y que también me ha gustado mucho.

Básicamente el libro gira en torno a ellos dos y a Lindsey, la chica a la que conocen en Gutshot y que además de atender la tienda de la localidad y hacer de guía en las visitas a la tumba del archiduque, es asistente sanitaria en formación. Son tres personajes importantes para el desarrollo de la trama aunque Colin sea el protagonista y el autor los ha trazado con naturalidad, de tal forma que nos resultan cercanos y creíbles pues tanto su forma de ser como sus reacciones y la evolución que siguen es la que se podría dar en cualquiera de los jóvenes de nuestro entorno.

Puede que por el planteamiento pensemos que "El teorema Katherine" es un libro que trata sobre el amor y las relaciones de pareja y aunque sí hay romance, El teorema Katherine nos ofrece algo más y la historia que plantea John Green aborda otros temas con más amplitud como la amistad, el desarrollo de la personalidad, el paso de la adolescencia a la edad adulta, las responsabilidades que esto conlleva o la incertidumbre ante el futuro.

Al igual que le ocurre a John Green, soy una negada para las matemáticas y la verdad es que nunca me han gustado demasiado. En "El teorema Katherine" son un elemento que tiene bastante relevancia pues son necesarias para establecer la teoría que está ideando Colin y que se nos va explicando y desarrollando a lo largo de la lectura con sus correspondientes fórmulas y gráficas. Yo confieso que no me he parado a pensar en estos cálculos ni han despertado mi interés, los he pasado por encima al igual que el apéndice final en el que Daniel Biss, matemático amigo de John Green y responsable de la fórmula, explica las matemáticas que hay detrás del teorema de Colin. De todas formas aquellos que no somos amigos de los números no debemos ver esto como un punto negativo ya que las formulaciones no son necesarias para seguir el desarrollo de la historia ni interfieren en la lectura, basta con saltarse estos párrafos o leer en diagonal si no nos interesan. En contrapartida, para los que sean más afines con las letras también hay otro elemento que está muy presente y son los anagramas, ya que Colin es muy bueno en hallar los de cualquier palabra y es un juego que pone bastante en práctica.

Resumiendo, El teorema Katherine es una novela orientada al público juvenil, que cuenta con un carismático protagonista, y que nos ofrece una historia ágil y sencilla que resulta entretenida y de fácil lectura.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar El teorema Katherine a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...