martes, 10 de mayo de 2016

Madrid. La novela - Antonio Gómez Rufo

Título: Madrid. La novela
Autor: Antonio Gómez Rufo
Editorial: Ediciones B
Año: 2016
ISBN: 978-84-666-5575-0
Nº de páginas: 944

En más de una ocasión os he hablado de mi afición por las sagas familiares y es por eso que una de las novedades que captó inmediatamente mi interés fue Madrid. La novela de Antonio Gómez Rufo, ya que su sinopsis adelantaba que el autor trazaba un relato literario de esta ciudad a través de tres apasionantes sagas familiares, con lo que el planteamiento era para mí irresistible.

Antonio Gómez Rufo
Antonio Gómez Rufo
"Madrid. La novela" da comienzo en junio del año 1565, momento en el que a Madrid llegan cuatro jóvenes esperanzados e ilusionados por empezar una nueva vida. Son Juan Posada y su esposa María, Alonso Vázquez, y Guzmán de Tarazona, quienes han acabado haciéndose inseparables al compartir las noches de acampada. Puesto que los tres hombres son cómicos y desean probar fortuna en la Corte, acuerdan buscar trabajo juntos en Madrid, donde empiezan a ponerse de moda las compañías de teatro. Será así como a su llegada entren a formar parte de la santa Cofradía de la Sagrada Pasión, participando durante años con éxito en los escenarios de los corrales e incluso en la propia administración de la cofradía, lo que les permitirá instalarse en las nuevas casas que se van edificando tras derribar el muro de la Puerta del Sol, donde construirán sus hogares estas tres familias. Y así a lo largo de los años iremos siguiendo el curso de la vida de las distintas generaciones que se van sucediendo en cada familia, pero al mismo tiempo descubriremos el día a día, las anécdotas y  la historia de la ciudad que los ha acogido.

Cuando comencé a leer Madrid. La novela esperaba encontrarme con una historia que se centrase en la vida de los miembros de estas tres familias a lo largo del tiempo y al mismo tiempo fuese recogiendo los hechos históricos que se iban produciendo en el periodo, fórmula que suele ser habitual en otras sagas familiares de este tipo que he leído. Sin embargo en los primeros capítulos me di cuenta de que "Madrid. La novela" no respondía a este esquema, pues los personajes quedaban relegados a un plano muy secundario, y era la propia ciudad la que se alzaba con todo el protagonismo, encontrándonos ante una obra que recoge la historia de Madrid de forma novelada, como si de una biografía de la ciudad se tratase. En mi caso he de reconocer que esto supuso una pequeña decepción pues me resultaba más atractivo el planteamiento centrado en el seguimiento de las tres generaciones familiares, pero aún así no me arrepiento de haber leído Madrid pues en líneas generales he disfrutado de esta lectura y además me ha resultado muy instructiva.

© Estatua Felipe III Plaza Mayor Madrid
Al comienzo de Madrid. La novela nos encontramos con una representación de los tres árboles genealógicos de las familias protagonistas, dejando paso a continuación a las más de novecientas páginas que componen la novela y que se presentan divididas en un total de treinta capítulos que se completan con la bibliografía utilizada, la lista de hechos históricos contenidos en la obra, un índice de personajes y otro de lugares

Como señalaba la novela da comienzo en el año 1565 y va avanzando linealmente a lo largo del tiempo en cada uno de los capítulos, aunque en función de las diferentes cuestiones abordadas el autor avanza en el tiempo hasta completar la historia del personaje o lugar que esté analizando, volviendo a continuación a retomar el relato que dejó atrás. De esta manera el libro se compone de multitud de fragmentos centrados en diferentes temas como personajes históricos, lugares emblemáticos, costumbres, anécdotas o curiosidades, que dan lugar a un gran volumen de información que puede llegar a saturar al lector en algún momento en función de sus intereses. No obstante, este es uno de los puntos positivos que tiene esta obra y es que a pesar de la cantidad de datos que contiene y de su carácter histórico, se lee con mucha agilidad gracias a la forma en la que el autor lo expone y a su estilo narrativo. Haciendo uso de un narrador en tercera persona, Antonio Gómez Rufo nos va guiando por la historia de Madrid a través de una prosa clara, fluida, cuidada y acorde con cada uno de los diferentes periodos que la obra engloba, haciendo que la lectura resulte fácil y accesible además de dinámica, que es algo que se agradece dado su planteamiento y la extensión.

© Parque de El Retiro
Teniendo en cuenta que la novela da comienzo en el siglo XVI y se extiende hasta los atentados del 11 de marzo de 2004, podemos hacernos una idea de la cantidad de acontecimientos, personajes, lugares, edificios, costumbres o anécdotas, entre otros muchos aspectos, que se van desgranando a lo largo de sus páginas. Veremos cómo surgieron lugares y edificios emblemáticos de la ciudad y la evolución que siguieron entre ellos la Casa de Campo, la Casa de las Siete Chimeneas, el Retiro, el Ateneo de Madrid, el Ayuntamiento, la fuente de Cibeles, el Estadio Vicente Calderón, el Rastro, la Gran Vía, El Corte Inglés, el Corral del Príncipe o la Posada del Peine. Al mismo tiempo iremos profundizando en hechos históricos que para la mayoría de nosotros son conocidos y además descubriremos otros que no son tan populares, junto a numerosos sucesos que tuvieron lugar en esos años en la ciudad.

© Reloj de la Puerta del Sol
Lógicamente en "Madrid. La novela" también tienen su lugar figuras históricas de diversos ámbitos como poetas, escritores, políticos, reyes, artistas, toreros o arquitectos. Todos ellos quedan desglosados en el índice de personajes que aparece en las páginas finales del libro, donde encontramos nombres como Alfonso XIII, Francisco Franco, Miguel de Unamuno, Diego de Velázquez, Francisco Serrano, Isabel II, Felipe V, José de Espronceda, Miguel de Cervantes o Alaska. Por otra parte, encontraremos respuesta a curiosas cuestiones como de donde viene la expresión “ir al quinto pino”, cómo surgió el insulto gilipollas, porque a los madrileños se les llama gatos, porque se comen las doce uvas de Nochevieja en la Puerta del Sol, porque no se miran los leones de la Cibeles, porque se hizo el parque del Retiro o de dónde viene la denominación de sereno.

Es por lo tanto la ciudad de Madrid la auténtica protagonista en esta obra, mientras que los miembros de las tres familias en torno a las que se vertebra la historia quedan en un plano muy secundario, sirviendo únicamente como hilo conductor. Debido a esto no nos encontramos con unos personajes caracterizados en profundidad ni desarrollados pues no es esa la función que el autor persigue con ellos, encontrándonos con escasos datos que se ciñen prácticamente a nacimientos, defunciones, matrimonios, empleos y logros alcanzados. Gómez Rufo se sirve de ellos para abordar las tres profesiones u oficios que han sido más representativos en Madrid a lo largo del tiempo, el comercio, la cultura y el arte, y la administración; y sus apariciones sirven para mostrarnos aspectos de la forma de vida de los madrileños, ver cómo vivían los diferentes acontecimientos, e introducir diálogos en los que tratan puntos relacionados con la propia ciudad como leyendas y mitos, dichos, tradiciones, rumores o habladurías.

© Monumento a Goya
Algo que sin duda hay que resaltar y elogiar en "Madrid. La novela" es el enorme esfuerzo que ha debido suponer para el autor realizar un trabajo de documentación e investigación tan amplio y meticuloso como el que se aprecia en este libro. A lo largo de los capítulos se analizan aspectos de todo tipo relacionados con la ciudad de Madrid y algunos de los datos incluidos no tienen que haber sido sencillos de obtener, por lo que es inevitable pararse a pensar en todo el trabajo que ha debido realizar Antonio Gómez Rufo para construir esta obra. Y no solo por la cantidad de información sino por su selección y posterior estructuración, ya que esta novela no deja de componerse de pequeñas historias que se van ensamblando en su lugar a lo largo del tiempo para componer un conjunto global, y también imagino que habrá que tenido que seleccionar qué incluir en la obra y qué dejar fuera. En las páginas finales se incluye una extensa bibliografía que nos da una idea de lo amplia que ha sido su investigación y desde luego el resultado de ese trabajo no puede ser más satisfactorio.

En definitiva, Madrid. La novela es una obra que nos ofrece una radiografía completa de nuestra capital, permitiéndonos asistir a la evolución, crecimiento y desarrollo que ha seguido a lo largo de más de quinientos años de historia. Narrada con agilidad y de una forma amena a pesar de la cantidad de datos e información que contiene, es un libro con el que disfrutarán todos aquellos a los que esta magnífica ciudad ha conquistado, ofreciéndoles una lectura que sin duda despertará su interés por los temas y cuestiones que nos descubre.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Madrid. La novela a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...