lunes, 5 de septiembre de 2016

En la Calle Mayor - Virginia Gil Rodríguez

Título: En la Calle Mayor
Autor: Virginia Gil Rodríguez
Editorial: Autoeditado
Año: 2016
Nº de páginas: 130

Descubrí la existencia de este libro gracias a la reseña que publicó Laky en su blog que me dejó con muchas ganas de leerlo, por lo que cuando su autora me ofreció la posibilidad de recibir un ejemplar acepté encantada, sabía que iba a disfrutar con su lectura, como así ha sido.

En el número 27 de la Calle Mayor reside May, la protagonista de esta historia, una niña que vive junto a su madre Ana, y su hermano pequeño Leo, desde que su padre desapareciera una mañana que paseaba junto a ellos, a través de un agujero rojo situado en mitad del parque. Puesto que nadie creyó lo ocurrido cuando May relató este extraño suceso, la niña desde entonces no habla y llena su silencio con las palabras que lee o escribe. Sin embargo un día su madre volverá a casa con un libro que ha adquirido en una librería de segunda mano para May, Pon un ángel a trabajar, y la vida de May se transformará, al igual que la de muchas otras personas a las que la niña intentará ayudar.

Virginia Gil Rodríguez
Virginia Gil
"En la Calle Mayor" es un libro que no cuenta con demasiadas páginas pero estas son suficientes para recoger una historia preciosa que merece la pena descubrir. Desde sus primeras páginas Virginia Gil Rodríguez consigue crear una atmósfera cálida y mágica que nos envuelve y que nos hace sentir uno más dentro de su relato, captando nuestra atención y despertando nuestra simpatía por los personajes, y en especial por la pequeña May.

El mismo número de letras que componen nuestro abecedario es la cantidad de capítulos en los que queda estructurada la novela de Virginia Gil Rodríguez ya que cada uno de ellos se identifica con una de sus letras, una forma diferente de estructurar el libro y que a mí me ha parecido original. A lo largo de los mismos seguiremos linealmente el curso de la historia de May gracias a un narrador omnisciente que tiene la particularidad de dirigirse directamente al lector para contarnos los hechos como si fuese un espectador más de lo que está sucediendo, intercalándose algunos párrafos en los que es May quien asume la voz narrativa empleando la primera persona, diferenciándose por estar maquetados en cursiva. Virginia Gil Rodríguez escribe con una prosa sencilla y cercana que resulta asequible y muy agradable de leer, lo que unido a la abundancia de diálogos hace que En la Calle Mayor sea un libro que se lee con mucha agilidad.

Uno de los atractivos del libro radica en su protagonista, la pequeña May, “una niña de cuerpo menudo, lacia melena y ojos verde aceituna” que se ganará nuestro cariño y simpatía inmediatamente. Las primeras páginas son suficientes para que la autora esboce el perfil de su personaje, exponiendo lo que ha sido su vida y cómo ha cambiado a raíz de la desaparición de su padre, refugiándose en los libros y convirtiéndose en una niña solitaria, que no habla ni tiene amigos, convirtiéndose así en la rara del colegio. No hacen falta muchos más datos para que May conquiste nuestro corazón, es una chiquilla que desprende una gran ternura y es fácil implicarse en su historia y seguir con atención la evolución que va experimentando.

Calle Mayor
La pequeña May tiene una relevancia mayor ya que sirve de hilo conductor pero en realidad podemos calificar "En la Calle Mayor" como una novela coral pues a lo largo de sus páginas iremos descubriendo a diversos personajes que confluyen en la Calle Mayor y que tienen su particular historia. Así está Ana, la madre de May, su hermano pequeño Leo, la señora Mel, propietaria de la librería de segunda mano, “todokilometro”, el zapatero que es el señor Pol, su vecina de enfrente la señora Ula, el señor y la señora Munch o la señorita Ona, la profesora sustituta. Sin contar con una elaborada y profunda construcción, todos están perfilados de una forma correcta que nos permite hacernos una idea de sus caracteres y de las rutinas o problemas a los que se enfrentan en su día a día, además de acabar cogiéndoles cariño ya que a pesar de sus particularidades, todos resultan entrañables.

Y es que la novela de Virginia Gil Rodríguez recoge una bonita historia con la que la autora transmite dulzura, optimismo e ilusión, lo que hace que nos invada una sensación de bienestar y calidez que convierte su lectura en una experiencia muy agradable. Es un libro que nos habla de temas como la familia, la necesidad de afecto o la importancia del tiempo que compartimos con los demás pero a través del cual su autora también nos invita a reflexionar sobre cuestiones como la importancia de vivir y de disfrutar del día a día a nuestro propio ritmo, la forma en la que valoramos algunos aspectos de la vida, la necesidad que tienen los más pequeños de cuidado, cariño y atención, o la poca importancia que damos a lo que poseemos hasta que lo perdemos. “Realismo mágico para ser feliz” es la frase con la que se define el libro en su página web y a pesar de que esta afirmación nos puede llevar a pensar en un libro de autoayuda nada más lejos de la realidad, Virginia Gil no pretende aleccionar al lector, simplemente nos ofrece un relato que cumple ese cometido: nos hace sentir bien así que en cierta forma proporciona un poco de felicidad.

En  la Calle Mayor es el título de la novela y también es el escenario principal en el que esta transcurre. Podemos pensar que se trata de un emplazamiento ficticio pero no es así, la calle Mayor se encuentra en la localidad vasca de Hondarribia y no son necesarias unas grandes descripciones para que la autora consiga que apreciemos el encanto que la caracteriza. La Calle Mayor adquiere vida propia y se convierte en un personaje más. Nos desplazamos por ella y observamos los edificios centenarios que se apilan a uno y otro lado, conocemos los comercios que se asientan en sus bajos y acabamos formando parte de esa atmósfera tan mágica y especial que parece envolver a esta empinada calle en la que hasta los domingos se trabaja. 

En definitiva, "En la Calle Mayor" de Virginia Gil es un libro escrito con ternura y sencillez que en pocas páginas recoge una historia entrañable a través de la que su autora transmite optimismo, esperanza e ilusión y nos invita a la reflexión. Una lectura muy recomendable para evadirse y dejarse llevar por la magia y el encanto que se desprenden de la Calle Mayor y sus habitantes.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar "En la Calle Mayor" a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la autora por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...