jueves, 9 de febrero de 2017

El paisaje de los sueños de oro - Belinda Alexandra

Título: El paisaje de los sueños de oro
Autor: Belinda Alexandra
Editorial: Roca Editorial
Traducción: Fabián Chueca
Año: 2016
ISBN: 978-84-1649-834-5
Nº de páginas: 520

Belinda Alexandra es una de esas autoras que se ha ido ganando un puesto en mi lista de favoritos y es que todas las novelas que he leído hasta ahora de ella me han gustado mucho. Así que cuando Roca anunció la publicación de El paisaje de los sueños de oro, calificándola como una “poderosa saga familiar”, que como ya sabéis es un género que me encanta, tuve claro que tenía que leer el libro ya que estaba segura de que iba a disfrutar con su lectura, como así ha sido.

El comienzo de "El paisaje de los sueños de oro" nos sitúa en París en el año 1975, ciudad en la que reside Paloma Batton, una joven que, siguiendo los pasos de su fallecida madre, sueña con ingresar en el Ballet de la Ópera de París y convertirse en étoile. Paloma vive en compañía de su abuela Evelina, una mujer que tras la Guerra Civil huyó de Barcelona y se instaló en la capital francesa, donde es propietaria de un conocido estudio de ballet. Paloma vive centrada en su deseo de ingresar en la escuela de ballet, pero cuando una mañana reciba la extraña visita del fantasma de una mujer que le hace entrega de un par de aretes de oro, su vida dará un giro inesperado. Confundida por esta aparición sobrenatural, la joven sentirá que ha sido elegida para cumplir una especie de misión por esa extraña mujer, a la que acabará identificando como “La Rusa”, una de las más famosas bailaoras de flamenco de todos los tiempos. Y será así como Paloma comience a investigar su propio pasado, sumergiéndose en la historia familiar para remontarse a un pasado en el que parece estar la conexión entre su familia y esta fantasmagórica visita.
Belinda Alexandra
Belinda Alexandra

Como os decía, este tipo de historias me encantan y El paisaje de los sueños de oro ha logrado cautivarme desde las primeras páginas. Es cierto que de entrada esa aparición de un fantasma no tenía muy claro que me fuese a convencer ya que no soy demasiado aficionada a los elementos paranormales pero en este caso me ha parecido tan bien integrado en la trama que no ha supuesto ningún obstáculo y desde un principio me he dejado llevar por esta historia que ha ido ganando en interés e intensidad a medida que avanzaba.

"El paisaje de los sueños de oro" se presenta dividido en tres partes aunque de ellas la tercera es la más extensa al abarcar prácticamente la segunda mitad de la novela. Cada una de estas partes está compuesta por diversos capítulos que suman un total de treinta y nueve, alternándose en los mismos tres historias, la de Paloma, la de su abuela Evelina, y la de Celestina, que es la mujer que se esconde detrás del apodo de “La Rusa”. Al comienzo de cada uno se nos indica el nombre del personaje que adquiere el protagonismo, aunque las diferentes tramas son fácilmente identificables y los continuos saltos temporales no suponen ningún problema a la hora de seguir la historia. En todo momento se utiliza la narración en primera persona, imprimiendo Belinda Alexandra una voz propia y definida para cada una de estas mujeres y haciendo uso de un lenguaje sencillo pero cuidado y elegante que hace que la lectura sea amena y muy agradable. Tanto por esa estructura que combina diversos hilos argumentales como por el propio desarrollo de la historia en el que entran en juego ciertas dosis de misterio e intriga en torno a los secretos familiares, es un libro que cuenta con un ritmo ágil y se lee con una facilidad enorme, en cada capítulo sentimos la necesidad de avanzar un poco más para descubrir cómo continúa la vida de sus protagonistas.

La historia recogida en El paisaje de los sueños de oro, como señalaba al comienzo, es una historia familiar y en concreto son las mujeres de esta familia las que se convierten en las protagonistas indiscutibles de la trama, cada una en su propio tiempo. De esta manera en el presente es Paloma quien se convierte en el hilo conductor de la historia, una joven que vive volcada en su sueño de entrar a formar parte del Ballet de la Ópera de París, siguiendo así los pasos de su madre, fallecida hace unos años. La pérdida de su madre ha marcado a Paloma, desde entonces no mantiene una buena relación con su padre y se refugia en el cariño de su abuela, con quien se encuentra muy unida. Pero la aparición del fantasma de La Rusa hará que todo lo que creía conocer en torno a su familia se desmorone, sintiendo la necesidad de investigar para descubrir quién es ella realmente y a qué lugar pertenece.

Junto a Paloma en el tiempo presente también conocemos a su abuela Evelina, una mujer que guarda ciertos secretos que se irán desvelando progresivamente. Es un personaje que se va perfilando paso a paso pues va a aparecer tanto en el pasado como en el presente, por lo que vamos a tener diferentes matices que se irán complementando y con el paso de los capítulos descubriremos quién fue y los motivos que se esconden detrás de su actual forma de ser y de actuar, y de donde procede el dolor que acompaña a sus recuerdos.

Paloma y Evelina son dos personajes consistentes y cada una tiene un foco de interés pero sin lugar a duda el personaje más atractivo en esta novela es “La Rusa”, a quien conoceremos siendo tan solo una niña que tendrá que aprender a sobrevivir y a salir adelante cuando sea separada de su familia. Celestina es una mujer con una personalidad fuerte y arrolladora, con un gran magnetismo que la autora ha conseguido trasladar muy bien a través de la narración, haciendo que el personaje adquiera vida propia más allá de las páginas del libro. Su vida es sumamente interesante, cada uno de los episodios en los que se va viendo envuelta va dando forma a una mujer con un marcado carácter; luchadora, valiente, perseverante y que se convertirá en todo un ejemplo de superación. Personalmente es un personaje que me ha gustado muchísimo y eso ha contribuido a que haya disfrutado aún más de la lectura, incluso sintiendo pena al finalizar el libro por tener que abandonarla.

El paisaje de los sueños de oro es una novela de personajes pero también se enmarca en un contexto histórico muy llamativo que queda como telón de fondo al verse afectadas las vidas de sus protagonistas por los hechos históricos que van teniendo lugar durante esos años. El comienzo de historia de Celestina se remonta al año 1909 y desde entonces vamos a ser testigos de la situación que se vive en el país, y más concretamente en Barcelona, que es el escenario principal en el que se desarrollan los hechos. Asistiremos a los años previos al estallido de la Guerra Civil y posteriormente seremos testigos de su desarrollo aunque en este caso la autora no se va a centrar tanto en los hechos, sino que lo que le interesa reflejar es como los acontecimientos van marcando la vida de las personas y cómo estas se ven afectadas. Y en este sentido algo positivo que tiene la historia es que nos va a mostrar cómo sufren estos hechos las diferentes clases sociales, pues cada uno de los protagonistas va a ocupar una posición diferente y va a vivir los sucesos en función de su situación y de sus ideales. Y como complemento a este contexto nos encontramos con una excelente ambientación, que es uno de los rasgos característicos en las obras de esta autora. Belinda Alexandra acompaña la narración con bellas y cuidadas descripciones que nos dan una idea muy clara de cada una de las escenas que retrata, haciendo que la novela sea muy visual.

Otro elemento que está muy presente en El paisaje de los sueños de oro es el baile y así tanto el ballet como el flamenco son dos disciplinas que juegan un papel relevante en la historia. Belinda Alexandra consigue transmitir a través de sus descripciones las sensaciones que cada uno de ellos producen y es muy fácil ponerse en el lugar de las protagonistas y compartir lo que experimentan en cada momento, especialmente cuando se centra en reflejar la fuerza y la pasión que se desprenden de los pasos del flamenco. Es así como consigue despertar en el lector la curiosidad por descubrir ese demonio interior que se apodera del bailador de flamenco, o al menos en mi caso lo ha conseguido, ya que era un baile que nunca me había llamado la atención y ahora lo veo desde otra perspectiva. Y en contraposición a estos movimientos más enérgicos y vitales está la delicadeza del ballet, donde la pasión se manifiesta a través de unos pasos más elegantes, estudiados y precisos.

Está claro que Belinda Alexandra me ha vuelto a convencer con esta novela y por lo tanto es una autora que seguiré leyendo sin ninguna duda. El paisaje de los sueños de oro es una historia que nos muestra cómo la vida de las personas se vio afectada por el estallido de la Guerra Civil, pero también es una historia de grandes pasiones, de secretos, de errores cometidos y de traiciones, con la que sin duda van a disfrutar un gran número de lectores. Yo la recomiendo tanto si sois aficionados a las sagas familiares como si os gustan este tipo de novelas que se encuadran en un contexto histórico determinado para mostrar la evolución de la vida de sus personajes.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar El paisaje de los sueños de oro a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...