jueves, 23 de marzo de 2017

La figurante - Abraham B. Yehoshua

Título: La figurante
Autor: Abraham B. Yehoshua
Editorial: Duomo
Traducción: Isabel Marín
Año: 2017
ISBN: 978-84-1663-430-9
Nº de páginas: 352

A pesar de ser autor de una extensa obra, haber sido galardonado con diversos premios y nominado al premio Man Booker Internacional, yo no conocía a Abraham B. Yehoshua, pero cuando desde la editorial me ofrecieron su última publicación me pareció una historia que podía encajar en mis gustos, así que me animé a descubrirlo con La figurante.

"La figurante" tiene por protagonista a Noga, una mujer israelí que, tras abandonar su ciudad natal e instalarse en Holanda, ocupa un puesto como arpista en la Orquesta Filarmónica de Arnhem. La muerte de su padre hará que su hermano Honi, preocupado por el bienestar de su madre, busque una residencia cerca de su casa en Tel Aviv a la que espera que ella decida trasladarse, para lo que diseñará un experimento de tres meses de duración durante los cuales la madre probará la residencia. Pero para que todo pueda llevarse a cabo es necesario que Noga regrese a Israel  y se haga cargo del apartamento familiar, una responsabilidad que ella no puede eludir, por lo que acabará solicitando unas vacaciones en la Orquesta y trasladándose a Jerusalén. Allí descubrirá que desde que se fue han cambiado muchas cosas, y gracias al trabajo como figurante en películas y series de televisión  que su hermano encontrará para ella, comenzará a descubrir su propia identidad, sintiendo que por fin puede decidir el argumento de su vida. 

A. B. Yehoshua
A. B. Yehoshua
A.B. Yehoshua nos ofrece en La figurante una historia de carácter intimista, escrita con delicadeza y que discurre a ritmo pausado, sumergiéndonos en las reflexiones y sentimientos de su protagonista. La novela se presenta estructurada en cincuenta y cuatro capítulos de corta extensión gracias a los cuales se imprime dinamismo a la lectura, encontrándonos a lo largo de los mismos con un relato en el que a través de un narrador omnisciente se va desarrollando la historia linealmente. Este narrador tiene la particularidad de emplear el tiempo presente para exponer los hechos, dando así una sensación de inmediatez y cercanía que nos hace partícipes de lo que está sucediendo, como si entrásemos a formar parte del propio relato. Y respecto a la forma de escribir del autor, Yehoshua hace gala de un estilo conciso, exquisito y depurado que resulta muy agradable de leer, empleando una prosa clara, sutil y envolvente que está dominada por el carácter reflexivo e intimista del relato.

La figurante es un libro que se centra en el análisis de sus personajes, ahondando en su psicología y recreándose en la vida interior de los mismos mediante la descripción de sus pensamientos y emociones. En el punto central de la historia Noga, su protagonista, una mujer que ha abandonado su ciudad natal para instalarse en Holanda, donde tiene un puesto como arpista en la Orquesta Filarmónica de Arnhem. El regreso de Noga a Jerusalén supondrá un reencuentro con su pasado, una época que ella cree que ha dejado atrás, en la que fue una mujer casada cuyo marido no pudo aceptar su negativa a tener hijos, dando por finalizado el matrimonio. Sin embargo, su forzosa ociosidad hará que en más de una ocasión se pare a reflexionar sobre todas esas decisiones que tomó y sobre la vida que ahora tiene. A través de estos pensamientos y de su forma de actuar iremos descubriendo a este personaje, una mujer solitaria, racional e inteligente que ha hecho de la música, y más concretamente de su arpa, el elemento central de su vida. Es una figura que queda trazada con maestría, diseccionada de tal manera que llegamos a conocerla en profundidad pero en mi caso un personaje con el que no he llegado a empatizar. Me ha resultado fría, demasiado distante para llegar a entender su forma de actuar y relacionarse con los demás, y todo esto me ha impedido disfrutar más de su historia. La lectura no se me ha hecho pesada pero Noga no ha conseguido despertar mi interés por saber qué sería de ella, ha sido un personaje que no me ha transmitido nada.

Noga es la protagonista del libro pero a su alrededor se mueven otros personajes relativamente importantes que van a marcar su estancia en Jerusalén. Así por una parte está su hermano menor, Honi, ejemplo de hijo devoto y servicial que, tras la muerte de su padre, se siente obligado a responsabilizarse y cuidar de su madre, para lo cual quiere trasladarla a Tel Aviv, donde él tiene fijada su residencia. También está su madre, una mujer que se resiste a abandonar su apartamento de Jerusalén a pesar de haberse quedado sola tras la muerte de su esposo, con el que estaba muy unida. Es una mujer que a sus setenta y cinco años se mantiene sana y vigorosa, ha sido una madre excepcional para sus hijos y desprende un carácter muy tierno y agradable a pesar de que tiende a bloquear sus sentimientos a través de la ironía. Otra figura determinante para Noga será su exmarido, Urías, un hombre que nunca ha dejado de amarla y con el que volverá a encontrarse en esta visita, aprovechando para cerrar viejas heridas y aclarar lo que quedó pendiente entre ellos. 

Estos y otros personajes son los que utiliza Abraham B. Yehoshua para explorar y profundizar en diversos temas. La familia es una cuestión que está muy presente analizando las relaciones que se dan entre sus miembros, las responsabilidades que se crean dentro de ella, los vínculos entre familiares o el afecto y protección que proporciona. Asimismo la historia nos habla del matrimonio, de la feminidad, del derecho de la mujer a tener o no tener hijos o de la búsqueda de la propia identidad. Y al margen de estos temas de carácter más personal, el autor también nos habla de la música clásica y del cine; además de exponer sus ideas con relación a su país y la situación que atraviesa, mostrándonos un barrio de Jerusalén en el que cada vez hay más ortodoxos, una situación que cada personaje ve de una forma diferente. 

En definitiva, La figurante es una obra de carácter intimista en la que a través de su protagonista A.B. Yehoshua nos muestra cómo cada persona es protagonista de su propia vida, actuando al mismo tiempo como “figurante” en la de otros. Una novela que toca diferentes temas, que nos invita a la reflexión y que se lee con agrado gracias a la bella y cuidada prosa del autor. 

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar La figurante a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...