jueves, 1 de junio de 2017

Los secretos de un recuerdo - Andrea Golden

Título: Los secretos de un recuerdo
Autor: Andrea Golden
Editorial: Autoeditado
Año: 2016
Nº de páginas aprox: 266

Conocía Los secretos de un recuerdo por haberlo visto varias veces en la página de Amazon; incluso me había parado a leer su sinopsis y me había parecido llamativa, aunque con tanto pendiente no me había animado a hacerme con él ya que sabía que se iba a quedar esperando turno en el Kindle bastante tiempo. Pero cuando su autora contactó conmigo y me propuso su lectura me dije que era la ocasión perfecta para hacerle un hueco inmediatamente, como así ha sido.

Los secretos de un recuerdo nos acerca a la historia de Alicia, una anciana de noventa años que reside en Charleston junto a su nieta Caly, a la que se ha encargado de cuidar como si fuese una madre. Debido a su edad, el estado de Alicia es muy delicado, pero cuando reciba la visita de un abogado penalista que ha sido enviado para requerir su presencia en el último gran juicio que se va a celebrar en Bruselas contra la recién fallecida Elena Von Schuller, a la que se juzga por crímenes contra la humanidad, no dudará en emprender el largo viaje para ofrecer su testimonio. Y será a través de este proceso y de sus declaraciones como nos traslademos hasta el pasado para descubrir lo acontecido durante el periodo de la Segunda Guerra Mundial, cuando Alicia, cuyo verdadero nombre es Rebecca Bloon Dötzel, era una joven y reconocida violinista que formaba parte de la gran orquesta Filarmónica de Berlín. Sin embargo, su origen judío acabará provocando que sea detenida y acabe recluida en la denominada “fortaleza Dresden”, donde conocerá a Elena, la mujer del comandante jefe, y  donde tendrá que aprender a sobrevivir aferrándose a cualquier circunstancia que la mantenga con vida.

Andrea Golden
Andrea Golden
Los que pasáis habitualmente por aquí ya sabéis que las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial siempre consiguen captar mi atención, y es lo que me había sucedido con "Los secretos de un recuerdo": el hecho de que su argumento se desarrollase durante esos años ya era razón suficiente para darle una oportunidad. Y me alegro de haberlo hecho ya que ha sido una novela que me ha sorprendido gratamente porque en su interior me he encontrado con un enfoque diferente a todo lo que había leído hasta ahora, lo que ya es un punto de partida positivo.

Aunque la historia ambientada en el pasado es la que ocupa la mayor parte de la novela, Los secretos de un recuerdo se desarrolla a través de dos líneas argumentales que transcurren de manera paralela. Estructurada en veintiún capítulos numerados, al comienzo de cada uno se nos indica la ubicación y la fecha en la que se va a situar la acción del capítulo en cuestión, con lo que la lectura es muy fácil de seguir sin perderse, más teniendo en cuenta que en el pasado se emplea una cronología lineal. En ambos tiempos se utiliza una narración en primera persona con la diferencia de que en el presente es Caly la encargada de ir relatándonos lo que va sucediendo, mientras que el pasado llega a través del testimonio de Rebecca en el juicio, que va rememorando lo que vivió durante esos años. Andrea Golden imprime a estas dos mujeres una voz propia, empleando una prosa directa, clara, sencilla y fluida que hace que la lectura sea ágil y entretenida.  

Al estar presente en ambos hilos argumentales es Rebecca la figura que adquiere un mayor protagonismo y la que mejor perfilada queda. Por una parte la vamos a conocer en la actualidad, convertida en una anciana que se encuentra en la recta final de su vida, muy delicada de salud, y a quien su nieta cuida y protege. Desde un primer momento es una mujer que despierta nuestra simpatía, quizás porque accedemos a ella gracias a lo que nos va contando su nieta Caly, con lo que inevitable no dejarse influir por el cariño y admiración que ella siente por su abuela. Su construcción quedará completa a través de su propio testimonio, que será el que nos permitirá descubrir a una figura con una vida realmente apasionante, llena de terribles vivencias que marcarán su destino y que harán que tenga que demostrar su fortaleza y capacidad de supervivencia. Rebecca es un personaje que me ha gustado mucho, repleto de matices y con una construcción cuidada que hace que nos resulte una mujer muy humana, creíble y cercana.

Aunque Rebecca es el nexo que da uniformidad a toda la historia, no es la única figura que sobresale en esta novela y así también es necesario destacar a Caly, su nieta, quien en el tiempo presente va a ser la encargada de guiar el relato, afianzándose su personaje al convertirse en protagonista de una subtrama que, aunque sea secundaria, va a servir para perfilarla mejor y aumentar el interés de ese hilo argumental. Y junto a ellas dos una tercera mujer a la que conoceremos únicamente a través de las palabras de Rebecca, siendo ella la responsable de mostrarnos quién fue realmente esa mujer a la que todos denominaban “la tétrica Elena”. En su caso, al contrario de lo que ocurre con Caly y Rebecca, es una figura que va a provocar sentimientos encontrados pues su perfil no está definido con tanto detalle, algo necesario para mantener la intriga y el suspense en torno a su papel en el pasado de Rebecca, con lo que habrá que esperar al final de la novela para poder tener un juicio formado sobre ella.

La mayor parte de Los secretos de un recuerdo, como os decía, transcurre durante la época de la Segunda Guerra Mundial pero no es la contienda el eje en torno al que discurre la trama, más bien queda en un plano muy secundario, como un telón de fondo. Inevitablemente marca el destino de las protagonistas ya que todo lo que le sucede a Rebecca viene derivado de su origen judío, padeciendo crueles e inhumanas experiencias durante el tiempo que permanece recluida. En este sentido el contexto de la novela está cuidado, a pesar de no ser los hechos históricos lo más relevante, encontramos una correcta ambientación que sirve para enmarcar la historia y darle consistencia.

No quiero desvelar demasiado de lo que sucede a lo largo de los capítulos de "Los secretos de un recuerdo" pues prefiero que sea el lector el que descubra el enfoque que la Andrea Golden ha dado a su historia. Es una novela, como acabo de comentar, enmarcada en un contexto histórico muy definido pero lo primordial en ella son los sentimientos, concretamente uno, que es el amor. A lo largo de los capítulos vamos a ser testigo de cómo va surgiendo y afianzándose el amor, tanto en el presente como en el pasado, y son relaciones que, al menos para mí, la autora ha desarrollado con mimo y delicadeza, de tal forma que los sentimientos que experimentan quedan reflejados con la claridad y profundidad necesarias para que resulten creíbles y que el lector pueda comprender la forma de actuar de las personas que los experimentan, con independencia de que la comparta o no. Y vinculado estrechamente con el amor, Los secretos de un recuerdo nos muestra también la belleza y la fuerza de la amistad, ese vínculo tan importante y necesario que todo lo puede, y que une a dos o más personas para que se den apoyo y esperanza cuando parece que todo se ha perdido.

He de reconocer que cuando empecé la novela esperaba encontrar otro tipo de planteamiento pero me ha gustado leer Los secretos de un recuerdo. Andrea Golden nos ofrece una historia enmarcada en la Segunda Guerra Mundial que gira en torno al amor y a la amistad y que, tanto por la combinación de hilos argumentales como por las dosis de suspense que envuelven la trama desde el principio, se convierte en una lectura muy entretenida que se lee con agrado y agilidad.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Los secretos de un recuerdo a través de los siguientes enlaces:



Gracias a la autora por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...