miércoles, 25 de abril de 2018

La paradoja del bibliotecario ciego - Ana Ballabriga y David Zaplana

Título: La paradoja del bibliotecario ciego
Autor: David Zaplana / Ana Ballabriga
Editorial: Amazon Publishing
Año: 2018
ISBN: 978-15-03900-479
Nº de páginas: 465

Una de mis lecturas el año pasado fue Ningún escocés verdadero de David Zaplana y Ana Ballabriga aunque no he llegado a reseñarla aún por falta de tiempo. Con esa anterior novela ganaron la tercera edición del concurso indie de Amazon y a mí fue una historia que me gustó, por lo que me llevé una alegría al recibir inesperadamente hace unas semanas su nueva obra, La paradoja del bibliotecario ciego.

La trama de "La paradoja del bibliotecario ciego" transcurre en Cartagena en el año 2011. Ahí conocemos a Camilo, un escritor de novela negra de reconocido prestigio que se encuentra trabajando en su última publicación, y al resto de su familia, entre los que se encuentran  su mujer y su hijo, con los que comparte domicilio; y otros miembros como su madre, su hermana, su cuñado o sus sobrinos. La vida rutinaria de Camilo se transformará cuando en el interior de un revólver perteneciente a su fallecido padre encuentre una llave secreta, que será el desencadenante que provoque el inicio de una investigación para cumplir con la misión que su padre le ha dejado encomendada. Se verá así inmerso en una serie de acontecimientos que irán sacando a la luz cuestiones del pasado y de su propia familia que le harán cuestionarse todo y a todos los que le rodean.

A grandes rasgos esta es la base del argumento de la novela y en torno a la que se van a ir desarrollando otras subtramas pues La paradoja del bibliotecario ciego se puede calificar como novela coral ya que todos los personajes van a ser protagonistas de su propia historia. Esto hace que sea una lectura muy dinámica, cada uno de los miembros de esta familia va a estar implicado en determinados problemas que van a hacer que nuestra atención no se desvíe ni un momento de la lectura y queramos seguir avanzando páginas para desvelar cómo se resuelve todo. 

Un total de setenta y nueve capítulos son los que componen La paradoja del bibliotecario ciego y en general todos tienen una extensión breve. La trama se desarrolla siguiendo un curso lineal y va alternando entre los diferentes personajes y líneas argumentales, haciendo así que el ritmo sea tremendamente ágil y se lea con suma facilidad. Como ya he señalado, esta es una novela escrita a cuatro manos aunque yo no he notado diferencia entre las partes que ha escrito uno u otro. Imagino que al ser una historia coral lo más fácil habrá sido dividirse las líneas argumentales y desarrollar cada uno la suya, aunque esto es solo mi suposición. Ambos escriben con un estilo directo, sencillo y asequible,  empleando un narrador en tercera persona del pasado y los diálogos son abundantes, algo que contribuye a ese dinamismo que antes os comentaba.

Tenemos una amplia galería de personajes y todos con bastante protagonismo, aunque Camilo es el que sobresale entre ellos por ser en cierta forma el eje al que están vinculados todos los demás. No es un personaje que me haya gustado y con eso no quiero decir que esté mal construido, más bien al contrario, tiene una personalidad muy definida y bien dibujada y es precisamente por eso por lo que yo no he congeniado con él, no me gusta su forma de ser y de actuar. Es un hombre autoritario, egocéntrico, posesivo y violento con el que es difícil conectar o compartir estados de ánimo y sensaciones. 

Al lado de Camilo como os digo se mueven muchas otras figuras y no voy a entrar en detalle en ellas ya que me extendería demasiado. Citaré a los más relevantes como su mujer Beatriz, su hijo Rodrigo, su hermana Remedios y sus hijos Sergio y Paula o su madre Martirio. Al igual que Camilo son personajes bien trazados, con su propia forma de ser en la que encontramos el lado bueno y el lado malo, al igual que ocurre en la vida misma, actúan movidos por sus propios intereses, lo que hace que sean muy reales y creíbles, y tienen problemas que consiguen trasladar al lector y que éste se implique en sus vivencias. 

"La paradoja del bibliotecario ciego" es una novela negra en la que el misterio y la intriga están muy presentes desde los primeros capítulos. Aunque no sea en el momento presente, hay asesinatos y queremos descubrir cómo se resuelve esa investigación, pero también en torno a los demás personajes se mantiene la tensión, pues como ya he comentado, cada uno está implicado en unos problemas. Y es así como esta obra introduce diversos temas sin quedar exenta de crítica social. David Zaplana y Ana Ballabriga exponen cuestiones tan importantes y actuales como el maltrato, la violencia de género, el abuso a menores, la inmigración, el bullying, la infidelidad, el maltrato animal, el abandono de los mayores o la dependencia, todo ello a través de las vivencias de unos personajes que van a tener que afrontar estas situaciones e intentar resolverlas.

En definitiva, La paradoja del bibliotecario ciego es una novela negra que cuenta con un atractivo planteamiento en torno a la maldad humana, que se lee con mucha agilidad y que se disfruta gracias a un ritmo dinámico y constante y a la tensión que se mantiene a lo largo de todas sus páginas.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar La paradoja del bibliotecario ciego a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por el envío del ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...